Por Diego Cid
5 julio, 2017

Hay cosas tan buenas que valen todas las penas del mundo.

No hay nada mejor que despertar con algo de tiempo. Ver cómo amanece poco a poco, cómo los pajaritos cantan en tu ventana e imaginando cómo sabrá esa taza de café. Pensar en las muchas cosas que alcanzarás a hacer durante la mañana te sube aún más el ánimo. Miras a un lado y ves a tu pareja, despertando al mismo tiempo con todos los deseos de ser productiva también.

Entonces deciden que mejor se quedan en las sábanas y bueno, el sexo existe para hacerlo y disfrutarlo. Adiós planes, adiós mañana de hacer otras cosas. El sexo es lo que se lleva.

Sin embargo, esto no viene sin contratiempos y éstas son algunas de las situaciones que podrían complicarte una mañana de placer y que de seguro ya has vivido anteriormente.

1. El mal aliento

Sí, es totalmente natural que el aliento no sea el mejor, en especial si eres de los que duermen con la boca abierta. Está la opción de correr a cepillarse los dientes, pero eso implica levantarse. Aunque bueno, besitos cortitos pueden hacerlo más llevadero.

Mara Parra / Upsocl

2. El mal olor

El aire se encierra durante la noche, uno suda poco a poco y sí, el aroma no será el mejor. Aunque bueno, siempre se puede hacer un intento por abrir una ventana, ¿no?

Mara Parra / Upsocl

3. Los nunca bienvenidos (pero siempre cómicos) CALAMBRES

Sí, has descansado tu cuerpo toda la noche y no tuviste tiempo de estirar tus músculos, así que no es sorpresa que un calambre ataque desde las sombras.

Mara Parra / Upsocl

4. El sueño

Te puedes despertar y emocionar por la gran sesión de amor que se les viene, pero bueno, a veces seguimos en la cama, tapados, cómodos, y no es sorpresa que el sueño nos quiera sorprender un poquito. Aunque si de lleno quieres mejor volver a dormir, debes expresar que ya no te apetece seguir teniendo relaciones.

Mara Parra / Upsocl

5. Aún no te tomas el café diario para funcionar de forma apropiada y ser feliz

Para muchos, el café se vuelve esencial para despertar cada mañana y comenzar el día, pero mejor déjalo para después del sexo, cuando el ánimo ya es bastante bueno.

Mara Parra / Upsocl

6. El apuro por ir a trabajar

Puedes tener mucho que hacer en el día y bueno, a veces, si está dentro de las posibilidades, avisar que se llegará un poco tarde no tiene ningún problema. Las espontaneidad sabe mantener viva la llama bastante bien.

Mara Parra / Upsocl

A pesar de todos los inconvenientes que puedan presentarse, dedicarse a tener buen sexo con tu pareja no está nunca de más.

En especial si es por las mañanas, así te mantienes con los ánimos en las nubes por el resto del día y bueno, incluso eleva tu nivel de productividad a la hora de trabajar y hasta podría ser la clave para conseguir un ascenso.

Puede interesarte