Por Josefina Pizarro
27 septiembre, 2017

Saca la Diosa de la cama que hay dentro de ti con estos fáciles ejercicios.

Podría estar hablando durante notas enteras de los beneficios para la salud que es hacer ejercicio, pero,¿sabías además que hay algunos en específico que pueden mejorar tu vida sexual? Sé que puede sonar loco (o no tanto), pero es cierto: no sólo el trabajo te mantendrá joven y te hará sentir maravilla, además te dará mejor sexo, ¿qué mejor?

La página HelloGiggles habló con seis expertos sobre la correlación entre el ejercicio regular y el buen sexo, y todos estuvieron de acuerdo en que esto se debe a dos factores principales: el refuerzo de la confianza y las endorfinas.

Cuando estás físicamente activo, ya sea en el dormitorio o en el gimnasio, experimentas una avalancha de hormonas para sentirse bien, y hay un montón de movimientos que te ayudarán mucho después de haberte quitado tu polainas sudorosas y tus zapatillas.

Estos son los movimientos para mejorar tu sexo:

1. Sentadillas de sumo.

David Bauer, personal trainer certificado, explica por qué este ejercicio te servirá para sentirte bien la próxima vez que lo hagas:

«Aquí es donde la buena movilidad de la cadera puede ser útil, así como la fuerza de la base. Arrodillarse a horcajadas o sentarse con las rodillas estiradas son posiciones populares, pero pueden ser difíciles si las caderas están apretadas. Además, si está en cuclillas en la parte superior y empieza a subir y bajar, las piernas se pueden cansar rápidamente. Es por eso que las sentadillas de sumo son una enorme ayuda para estos problemas».

Sumo squat #sumosquat #fitnessgirl #fit #lugano #pinkenergy #strongwoman #instalife #healthylife #healthygirl

A post shared by Pinkenergy (@pinkenergy_fitness) on


2. Ejercicios pélvicos / Ejercicio de Kegel.

Katie Dunlop, instructora de barra y creadora de la comunidad fitness en línea «Love Sweat Fitness», explica por qué los ejercicios pélvicos son tan importantes.

«Los músculos pélvicos son los que soportan más de lo que está pasando en tus partes íntimas. Si los músculos del suelo pélvico son débiles, pueden conducir a una vejiga menos controlada y con movimientos intestinales, así como una disminución de la función sexual. El fortalecimiento de este, obviamente, significa más control en estas funciones corporales y también puede conducir a una experiencia sexual mejor, más intensa».

Y es ahí donde entra en juego la pelvis. Es esencialmente hacer el ejercicio de Kegel, pero emparejado con el movimiento.

«Mientras haces el movimiento pélvico en la barra, céntrate en mover tu pelvis de neutral y hacia adelante. Muchas personas cometen el error de mover el trasero antes de doblar adelante, lo cual lo hace menos eficaz». Puedes ver un vídeo más abajo para entenderlo bien:


3. Baile de espalda alta y puente mariposa.

Kerry Corcoran, entrenador maestro y director de anatomía, dice que «el enfoque en el fortalecimiento del piso pélvico puede llevar a orgasmos sexuales más intensos», por lo que recomienda este movimiento, que es dedicado a los músculos del piso pélvico. ¿Cómo se hace?

«Acuéstese de espaldas, rodillas dobladas, las plantas de los pies juntas en una posición de mariposa en reposo. Levante a una posición de puente alto trayendo al mismo tiempo tobillos, rodillas y muslos hacia la parte superior y luego hacia abajo. Repita rítmicamente, levantando y bajando3 al mismo ritmo.

El piso pélvico se eleva y se engancha a medida que se levanta. Repita unas 10-20 veces. Manténgase en la parte superior, mueva los pies hasta las caderas de la distancia ancha y termine con prensas pequeñas hacia arriba, continuando levantando su piso pélvico».

Kerry Corcoran

4. Sauté Arabesque.

Además de ser una de las prácticas fitness más elegantes, el ballet es también innatamente sensual, perfecto para aquellos y aquellas que buscan relevé (pararse sobre los dedos y el metatarso del pie) en su manera de entrar y salir de la cama. Jillian Dreusike, fundadora de «Allongée» compartió uno de sus movimientos de ballet, el gracioso «Sauté Arabesque», que es un pequeño salto con los pies ligeramente hacia afuera, colocando una pierna extendida detrás de ti. Dreusike dice que este magnífico movimiento requiere que la cintura pélvica tenga tensión hacia arriba y hacia delante, el tipo exacto de compromiso que estamos buscando al practicar «kegels».

«Es una manera perfecta de involucrar todos tus músculos y girar en el dormitorio como la diosa del sexo que realmente eres».


5. Levantamiento de glúteos.

Stephanie Knoop, personal trainer, recomienda a estos chicos malos para fortalecer tus glúteos, que son los más grandes y poderosos músculos del cuerpo.

Ponte de espalda, con las rodillas dobladas y los brazos hacia el costado. Desde ahí pon el estómago tenso y levántalo una y otra vez, como si tuvieras que evitar algo terriblemente peligroso debajo de tu trasero.

Knoop recomienda establecer un temporizador durante un minuto, haciendo tres series tres veces a la semana para tener los glúteos de JLo.

Stephanie Knoop

6. Lagartijas cerradas.

Si las flexiones (o lagartijas) te recuerdan a las clases de gimnasia de tu escuela, lo siento, pero en realidad son uno de los mejores ejercicios de cuerpo completo que existen. Bauer se va por las «flexiones de cierre», que son básicamente lagartijas tradicionales pero en una posición de tablón, donde tus manos están más cerca que el ancho de tus hombros.

Bauer dice que estas flexiones son perfectas para los pectorales, dándole la fuerza al brazo que necesitas para sostener tu cuerpo hacia arriba durante el sexo. ¿Su recomendación? Realizar 3 series de 10 a 12 repeticiones, manteniéndose en la parte superior por 3 segundos entre cada uno.

好想跟你掰掰 #掰掰肉#workout #closegrippushups

A post shared by Berry Huang (@berryyuchieh) on


7. La «plancha».

La «plancha» o el «tablón» funciona para todo tipo de prácticas fitness, y con buenas razones. Knoop explica:

«Un tablón toma fuerza y resistencia en tus abdominales, espalda y «core» (caja muscular que abarca desde el diafrafma del cuepo, pasando por el recto abdominal, los oblicuos, transversos, glúteos, suelo pélvico, cadera y más). Este es uno de mis ejercicios favoritos para fortalecer el «core», pero también funciona con los glúteos y los isquiotibiales, ayuda a una postura adecuada y mejora el equilibrio que no se puede superar cuandos se está rodando en las sábanas».

En cuanto a la frecuencia de estos tablones, Knoop dice «si estás empezando, comienza con 3 conjuntos aguantando 10 segundos con 10 segundos de descanso entre medio. Si puedes mantener más puedes llegar a cinco minutos sin descanso. Tu pareja se sorprenderá si puede mantener una tabla de 5 minutos, y tu núcleo será muy fuerte».

Stephanie Knoop

8. Y por último, la postura de cuervo.

La postura de cuerpo o de «grulla» (también llamada bakasana) es uno de los primeros equilibrios sobre los brazos que aprenden los estudiantes de yoga. Y hay que decirlo: el yoga es una de las mejores prácticas fitnes para una vida sexual súper «hot», según Rebecca Weible, fundadora de «Yo Yoga!».

¿Cuál es su movimiento favorito? La postura del cuervo, que fortalece el suelo pélvico y todos los músculos del núcleo. Este no es para el yogui principiante, pero una vez que lo logras, no se puede negar que serás la reina de la cama.

Rebecca Weible

Puede interesarte