Por Javiera Irarrázaval
4 octubre, 2017

“Se excitan cuando la orina cubre su cuerpo, la llamada “lluvia dorada” (ADVERTENCIA: EL CONTENIDO AL INTERIOR NO ES RECOMENDADO PARA MENORES DE EDAD).

Era mi primera vez en un lugar como ese. Como heterosexual, sólo podía mirar y sonreír a las personas que pasaban por mi lado. Estaba en uno de los locales nocturnos gay, más grandes de Catalunya: “Tía, eres como mi hermana pequeña, si quieres entrar a ese lugar, yo te acompaño”, me dijo mi acompañante. Mi enorme curiosidad hizo que me atreviera a hacerlo, aunque era prohibido que las mujeres: entramos a los famosos cuartos oscuros.

Los cuartos oscuros, son como lo describen las palabras; piezas totalmente oscuras, donde los hombres entran para buscar diversión sexual. A la entrada, un enorme dispensador de preservativos gratuitos, hacían que el ambiente fuera seguro para todos. Yo estaba ansiosa, mis pupilas estaban dilatadas, intentando ver lo que estaba pasando en ese cuarto: de pronto vi la silueta de un hombre haciéndole sexo oral a otro, otros intentaban entrar al círculo: era una verdadera orgía que apenas se percibía.

Autor Desconocido, ayúdanos a encontrarlo/Imagen referencial

Rápidamente un chico vio que era mujer, mi altura me delató. Rápidamente corrió la voz: gritó que había una chica entre todos y la diversión se interrumpió por algunos segundos, nadie me tocó, ni se tocó, hasta que salí.

Todos me observaban mientras salía de la pieza, caminando al club principal.

Mi gran amigo y acompañante, se quedó adentro unos minutos más. Yo me fui a bailar sola al medio de la pista: esa fue “mi experiencia” en ese lugar donde todo estaba permitido.

Una orgía es una fiesta sexual, en donde un grupo de personas, por mutuo acuerdo, se reúnen para beber, comer y tener sexo; todos con todos.

Autor Desconocido, ayúdanos a encontrarlo/Imagen referencial

Hoy hablaremos de estos encuentros, centrados en la vida nocturna de Barcelona. Orgías en donde las drogas, los fetiches, y desnudos son la clave para pasarlo bien.

Estas fiestas se realizan en todas partes del mundo en bares o clubs; los principales se encuentran en Londres, Nueva York, Berlín y Barcelona: muchas veces pactan por WhatsApp.

Algunas se hacen los miércoles, viernes o domingos, y varias de ellas tienen código de vestimenta igual a 0, aunque también puedes entrar con calzoncillos, sino totalmente desnudos.

Autor Desconocido, ayúdanos a encontrarlo/Imagen referencial

Le preguntamos a un miembro permanente de estos encuentros, esto es lo que nos contó. Prefirió mantener su anonimato.

Mientras saco mi libreta y mi lápiz, él abre una cerveza y enrola un cigarrillo de marihuana. El verano europeo se fue, pero las temperaturas siguen tan elevadas.

– ¿Dónde encontramos estos clubs de sexo?

– La gran mayoría de las fiestas, se realizan en bares o clubs de sexo. Aunque también podrías ir a un sauna ó un cuarto oscuro.

– ¿Cómo es el ambiente adentro de ellos?

– Casi la mayoría tiene poca luz, muy tenue. Entras como quieras, aunque existen algunos que te exigen estar completamente desnudo o usando sólo calzoncillos. Todas son distintas.

– ¿Y dónde tienen sexo, hay cuartos adentro del lugar?

– En algunos hay cabinas donde en grupos se reúnen, otros son separados con láminas de palet, o ahí mismo delante de todos. Te preguntan si quieres participar; todo es con mucho respeto.

– A eso quería ir. ¿Cómo es la dinámica adentro, se preguntan, o se tiran encima de una persona con ganas de…

– No, todo es con mucho respeto. Uno va y le pregunta al chico, si quiere ligar. Siempre hay, uno que otro que se pasa, pero insistes que no quieres: el otro sigue su camino buscando su crush.

– ¿Cuáles son los fetiches que más se repiten adentro de estas juntas sexuales?

– Se ven muchas cosas. Hartos hombres vestidos de látex, dando palmetadas, o queriendo recibir tambien.

– ¿Qué es lo más bizarro que has visto adentro?

– En estos lugares, puedes ver de todo.Lo más impactante que he visto es a un hombre masturbándose, mientras le queman la lengua con un cigarro, y a otros, les gusta bañarse en duchas, que están conectados a los urinarios de los baños: se excitan cuando la orina cubre su cuerpo, la llamada “Lluvia dorada”.

La conversación termina abruptamente. En Barcelona ya está anocheciendo. Nuestro entrevistado se prepara para una nueva noche de locura, pasión y sexo: un mensaje en WhatsApp le decía dónde y el lugar de encuentro.