Por Josefina Pizarro
7 agosto, 2017

Muchos se lo creyeron, pero el origen del vídeo es otro.

Siempre, SIEMPRE hay que desconfiar de lo que uno ve en internet, porque la mayoría de las cosas pueden resultar siendo tristemente falsas. ¿Recuerdas los vídeos de fantasmas, monstruos y demases que resultaron ser una total farsa? Bueno, tal vez no lo sean tooodos, pero sí la mayoría. Un vídeo saltó a la vista la semana pasada, de una maestra (que apodaron “Lady Chacal”) teniendo sexo con un alumno. Pero créeme, la verdad era otra.

Un vídeo la semana pasada llamó la atención de todo internet, donde se veía a una maestra de Monterrey, México, teniendo sexo con un “alumno”.

Twitter/DonFranciscoGmz

Incluso llegaron a apodar a esta docente “Lady Chacal“, quien supuestamente se llamaba Yolanda Palacios y que el acto sería a cambio de aprobar a uno de los estudiantes.

El vídeo se hizo completamente viral, con miles de reacciones por parte de las redes sociales.

El problema es que mientras algunos defendían el vídeo llamándolo “clases extra”, esto es ni más ni menos que abuso sexual, pues el supuesto alumno sería menor de edad.

La Secretaría de Educación de Nueva León comenzó una investigación a raíz del vídeo, pues como dije antes este podría haber sido un caso de abuso sexual con un menor de edad.

“El gobierno del estado se compromete a investigar este caso brindando la debida atención y protección a las víctimas, y realizando las acciones necesarias para que los responsables de los delitos que resulten sean sancionados“

Nuevo León

Pero… ¿qué hay de verdad en este vídeo?

Pues, si quieres saberlo, lo primero: no es falso, es un vídeo real. Peeeero, de hace dos años.

La Procuraduría de Justicia de Nuevo León, Monterrey, aseguró que los hechos registrados en el vídeo eran de hace dos años y que además, en ese momento, el joven tenía 19 años y jamás fue a la supuesta escuela donde enseña la maestra.

Twitter/DonFranciscoGmz

Después del furor causado por el vídeo comenzaron a surgir diferentes perfiles en Facebook pidiendo “perdón” por los hechos.

Esto decía uno de ellos:

“Mi error es evidente, doy la cara porque no tengo nada que ocultar, me equivoque como cualquier ser humano, pido una disculpa a mi gente, a mi familia y a todos los que se sintieron ofendidos, quienes sabrán diferenciar entre tener sexo consciente a un encuentro sexual inocente”.

Aunque con la cantidad de perfiles falsos, bien podría ser uno.

Sea lo que sea, no hay delito de abuso sexual con un menor en el vídeo que aún ronda las redes sociales. Se desconoce si la mujer presentará algún tipo de demanda, pues el vídeo habría sido filtrado por el propio joven y vulneró la vida íntima de ella.

Te puede interesar