Por Javiera Irarrázaval
7 noviembre, 2017

«Quería un hombre que supiera qué hacer en la cama», declaró una fémina a la BBC. Y nosotros decidimos tocar este controvertido tema del que se sabe muy poco.

No son pocas las mujeres, que prefieren pagar por un servicio sexual. Esto no es un mito y los factores de la creciente demanda del sexo pagado por féminas no son pocos: la insatisfacción sexual dentro de sus relaciones maritales, la falta de tiempo para tener una relación, parejas egoístas que solo se preocupan de su placer en las relaciones sexuales y el desinterés de probar cosas buenas: esto es lo que pasa en el mundo del comercio sexual para mujeres.

«La razón por la que yo opté por estos servicios fue para conocer mejor cómo funciona mi cuerpo y para aprender más sobre el disfrute del sexo», declaró Camille, una mujer de 52 años, a un reportero de la BBC. La cadena británica entró en el mundo del sexo pagado por mujeres, y estas fueron sus conclusiones. 

Pixabay

Otras lo hicieron solo por tener sexo. Charlotte, una británica de 42 años, siendo madre soltera sin pareja, no quería buscar hombres en bares para tener relaciones sexuales, esta fue lo que reveló cuando le preguntaron por qué pagaba por sexo:

«Yo no quería esa presión, y alquilar los servicios de un escort es una transacción limpia, clara, en la que todas las partes saben lo que van a obtener». Además, quería un hombre que supiera lo que hace. La verdad, hay cada vez más mujeres que buscan estos servicios profesionales porque consideran que muchos de sus coetáneos son malos en la cama», declaró.

El encuentro casual con un escort, le costaron unos 160 dólares. tuvo 2 horas de entretención en un hotel al atardecer. «Fue muy profesional, nada sórdido. Tampoco fue romántico, pero sí placentero. Fue al grano. Estaba ahí para satisfacerme. Eso sí, necesitas dinero. Pero nos llevamos tan bien que después incluso fuimos al bar y nos tomamos algo».

Pixabay

Si bien no existen estudios globales que toquen esta temática, los servicios sexuales para mujeres, tienen una tendencia al alza. Sarah Kingston, profesora de criminología de la Universidad de Lancaster, en Inglaterra y especialista en políticas sobre la prostitución, y el trabajo sexual, creó hace 5 años, una iniciativa llamada Women Who Buy Sexual Services in UK -Mujeres que compran servicios sexuales en Reino Unido-

Para entender qué tipo de servicios pagan las mujeres , por qué lo hacen, qué esperan de eso y cómo negocian su seguridad física y sexual.

Su investigación comenzó analizando los anuncios clasificados en diarios y páginas web: «Descubrimos que el 63% de los avisos estaban dirigidos a mujeres, un porcentaje mucho mayor del que se podría pensar», declaró Kingston a BBC Mundo.

Solo en el 2012, contaron 5.246 anuncios de escorts masculinos para mujeres, y este año se triplicó la cifra; llegando a 15.732.

Pixabay

Después de años de investigación, esta profesora británica llegó a la conclusión que las mujeres buscan estos servicios en internet, principalmente a través de agencias, mientras que los hombres, lo hacen por la vía más tradicional.

También expone que lo buscan principalmente en sus treinta o cuarenta, la mayoría son mujeres casadas, con buenos puestos de trabajo, exitosas y con hijos grandes.

El mundo oculto de los escorts

La BBC conversó con un joven llamado Cristián. Este chico de 30 años, ofrece sus servicios sexuales en Barcelona, y confirma que la mayoría de las veces, lo contactan a través de agencias en internet.

Pixabay

«Es un mundo muy oculto», dice.

La primera llamada de una clienta, la mayoría de las veces es por números privados, «Así no se deja rastro. Es la confidencialidad absoluta».

Lleva en el mercado 1 años cobra desde los 29 dólares a unos 58 dólares el servicio completo. Sus clientas son entre los 30 y 55 años.

«Si una chica te contrata, no quiere relaciones sexuales normales. Aunque siempre puedas marcar tus límites, tienes que renunciar a tu placer. Es un servicio, un trabajo. Tienes que conseguir que le guste (a la clienta) y que quiera repetir. Es un mundo frío».

-Cristian a BBC Mundo

En México, un joven de 24 años llamado Iván, cuenta al medio británico que, sus clientas le pagan grandes sumas de dinero. «Son clientas adineradas, a quienes contactamos en spas o clubs deportivos en zonas privadas (…) Algunas ponen la oferta y hay algunas que abonan entre 530 y 796 dólares, declara.

Si viajamos a través de la web, podemos encontrar diferentes sitios donde encontrar escorts. Algunos tienen costos bastante elevados: en Estados Unidos por ejemplo, existe un servicio llamado Cowboys4angels, donde seleccionas a los hombres, dependiendo del lugar donde te encuentres, allí puedes leer un perfil bastante detallado de cada uno; con su altura, peso, edad, y una breve historia de su vida.

Lo que más llama la atención, es la lista de precios por sus servicios: que varían entre los 300 a los 800 dólares el encuentro de 2 horas, y una noche, entre 2500 a 3 mil dólares. Puedes también pueden pasar el fin de semana por 8 mil dólares, ó una semana por 25 mil dólares aproximadamente.

Puedes leer el reportaje completo de BBC Mundo aquí.

¿Conocías algunos de estos servicios?

Puede interesarte