Por Andrés Cortés
7 marzo, 2018

Tomó su cámara, le pidió a su novio que se desnudara y se fotografiaron. Este fue el resultado.

Estar junto a una persona involucra firmar un trato inexistente de confianza y respeto mutuo. La honestidad, complicidad y recalcamos, confianza, hacen que las cosas puedan avanzar con tranquilidad y por sobre todo, posibilitan la intimidad en una pareja. A pesar de que algunas cosas se puedan ver como desagradables.

«I am así. A veces triste, a veces feliz. Con pelos en las axilas. Quizás en otros lados que no agraden del todo a la vista. Hay várices en mis piernas. En las mañanas tengo mal aliento. Como cualquier otra persona produzco gases y sonidos extraños con mi cuerpo«, así comienza el relato de la artista mexicana Katie Swietlik.

Katie Swietlik

Y es que la incomodidad que puede provocar ver a dos parejas besándose u oliendo las axilas del otro y todos estos actos de intimidad de una relación normal, es extraña. Frecuentemente estamos expuestos a fotografías que enseñan una sonrisa, una vida de viajes, cuerpos esculturales.

Pero nuestra realidad, la que vivimos en nuestro hogar, la que sentimos desnudos frente a nuestra pareja de años o el amor de Tinder, es muy distinta.

Katie Swietlik

Las fotografías además hablan de la autoconfianza que existe entre uno y el otro y el uno con el mundo. En un espacio de intimidad como tu cuarto o un motel barato, ¿quién necesita sentir miedo y vergüenza de su propio cuerpo? De los vellos en piernas femeninas, de un estómago abultado o de malos olores. Nadie.

Aquí puedes ver una selección de fotografías de esta artista.

Katie Swietlik

Katie Swietlik

Katie Swietlik

Katie Swietlik

Katie Swietlik

Katie Swietlik

Tener la confianza para realizar un trabajo así con tu pareja requiere de mucha confianza y seguridad, tanto en él o ella como en ti mismo/a.

¿Alguna vez has pensado en exponerte así?

Puede interesarte