Por Elena Cortés
4 octubre, 2017

¡MUCHO OJO!

Para muchas mujeres usar tampones es una forma más «cómoda» de sobrellevar esos días llenos de sangre y dolor. Pero, hay que tener bastante cuidado con los usos excesivos de este método. El cuerpo de cada fémina es distinto, y por ende también las distintas afecciones que podrían abatirnos, sin embargo y una cosa que es bien cierta, es que artículos como estos nos pueden acercar a una verdad desconocida y ayudarnos de antemano a no caer en síndromes que a la larga podrían dañarnos aún más.

En cada caja de tampones hay una serie de advertencias, y entre ellas está el Síndrome de Shock Tóxico (SST). 

¿De qué trata esta afección?

Es una enfermedad muy poco frecuente aunque grave, que puede llegar a ser mortal, causada por unas toxinas producidas por la bacteria Straphylococcus aureus. El SST pueden sufrirlo hombres, mujeres y niños. Aunque los primeros casos del síndrome de shock tóxico descritos comprometían principalmente a mujeres que estaban utilizando tampones durante sus reglas, hoy en día menos de la mitad de los casos actuales están asociados con ese hábito. Este síndrome también puede ocurrir con infecciones cutáneas, quemaduras y después de cirugía. 

Por lo general esta infección se manifiesta en el cuerpo 72 horas después de que la cepa se volvió agresiva contra el organismo.

Para detectarlo, estos son los síntomas:

Fiebre alta

Vómito

Diarrea

Salpullido similar a las quemaduras de sol en las manos y pies

Dolor de músculos y cabeza

Enrojecimiento en los ojos, garganta y boca

Convulsiones y desmayos


Para evitar esto… ¡NO uses un tampón por más de ocho horas seguidas! 

Y elige el tampón adecuado según tu tipo de flujo menstrual. 

Si piensas que podrías estar sufriendo de este Síndrome, programa rápidamente una cita con tu ginecólogo.

¡A cuidar su higiene, muchachas! 

Puede interesarte