Por Ronit Rosenberg
18 julio, 2018

De actriz a duquesa ha tenido muchos altibajos…

De actriz a novia de un príncipe, de novia a duquesa rígida y perdida…y, lentamente, de duquesa rígida a un super ícono de la realeza. Así se podría resumir en breves palabras la montaña rusa de estilos de Meghan Markle. 

Antes de conocer a Harry, Meghan tenía un blog de estilo de vida y de moda, sitio que obviamente tuvo que cerrar tras anunciar su compromiso. Pero allí subía fotos de sus atuendos, sus comidas, recetas y viajes.

Ex Instagram Meghan Markle

Es que la ahora duquesa de Sussex no solo tenía una pasión por la actuación, sino también siempre ha tenido una inclinación por la moda. Antes de siquiera posar sus ojos en el Palacio de Buckingham, Meghan salía constantemente en las revistas por sus decisiones fashionistas.

Una vez que se hizo público su noviazgo con el Príncipe Harry, su estilo relajado se mantuvo, el que llamó la atención por ser muy diferente al de la Corona Británica. 

AP

Luego, cuando oficializaron su compromiso, lentamente comenzó a mutar hacia un lado más conservador y recatado. Se olvidó, obviamente, de los shorts, y prefirió los colores más oscuros. Pero aún lo catalogaron como “revolucionario y rebelde”.

Sin embargo, una vez que dieron el sí y se convirtieron en los Duques de Sussex, Meghan tuvo un cambio radical en su guardarropas. Se aferró sólidamente a un solo color, vestidos poco ceñidos con talles incorrectos, y hasta cambió su tradicional peinado que tanto la caracterizaba como una mujer relajada. Ahora todo se volvió más formal con los sombreros y con el especial cuidado de los tonos para seguir el protocolo real.

Jackson Brady / Chris Jackson

Sus primeras apariciones como duquesa de Sussex después de la boda le costaron infinitas críticas y ataques. Decían que sus vestidos no eran de su talla, que no tenía la elegancia de Kate, que se veía incómoda, entre otros. Iba de mal en peor.

Pero, de pronto, sin precedentes, empezó a aparecer una luz verde en sus atuendos, presagiando que la vieja Meghan; relajada y hermosa por naturaleza, estaba regresando de a poco. 

Aquí, l0s 10 looks que reflejan la evolución de su estilo:

1. Fashionista

Josiah Kamau

Esta era la esencia de los looks que compartía en su blog “The Tig”. Osada y guapísima.


2. Actriz de Hollywood

Splash News

Glamurosa, nada de temerosa por colores fuertes, maquillaje ad hoc y escote corazón. Una real actriz.


3. La nueva novia relajada

The Macfarlanes

Cuando el mundo se enteró de su incipiente relación el Príncipe Harry, ella mantuvo su estilo “relajado”. Amante de la combinación de Denim y color Camel. Usaba zapatos bajos.


4. Futura esposa

Tim Rooke

Tras oficializar su compromiso, la exactriz debió empezar a acompañar a Harry a sus eventos públicos y por eso, debió adoptar un look más recatado. No dejaría más los Stilettos, las faldas bajo la rodilla, colores neutros y su icónico peinado “Efortless Chic”.


5. Primera aparición como Duquesa de Sussex

PA

Para el cumpleaños de su suegro el Príncipe Carlos apareció con este look de Carolina Herrera, rosa pálido. No era un diseño feo, para nada, pero aquí comienzan las incesantes críticas. Por este en particular, la atacaron diciendo que lucía mucho más vieja.


6. La consagrada obsesión por el rosa pálido

PA

Decidió asistir con pelo suelto a la ceremonia del Programa de los Líderes Jóvenes de la Reina Isabel en el Palacio de Buckingham, y sin duda fue un punto a favor, pero se mantuvo en la aburrida línea del rosa pálido. Este fue como el cuarto atuendo de ese tono. ¡Nos tenía desesperados!


7. El desastre de Ascot

PA

Aquí pensamos que la habíamos perdido. Desde sus zapatos hasta su sombrero; absolutamente cada prenda de este atuendo contribuyó al caos. Ese vestido podría usarlo Camila, la Princesa Anne o hasta la misma Reina (si es que usara algo más que colores fuertes), pero ¡no Meghan! Se envejeció demasiado. Definitivamente este Givenchy no fue acertado.


8. Cuando el amarillo la salvó

PA

Creíamos que ya era el fin, que simplemente la habíamos perdido. Pero, de pronto, este diseño de Brandon Maxwell, el estilista de Lady Gaga, la salvó. El diseño de líneas rectas y sencillas, el color que la sacó del eterno rosa y neutros, y este tomado más prolijo fueron ¡BINGO!


9. Tomándole el gusto a la realeza

REX

Algunos la criticaron por que el pantalón era demasiado grande, pero en realidad aquellas críticas no tienen asidero porque este modelito de Ralph Lauren está hecho para lucir así: ancho, relajado y muy fino a la vez. Exceptuando el desliz del sombrero, podríamos decir que lució perfecta.


10. Siendo fiel a su estilo

AP

Y ahora todas las mujeres del Reino Unido quieren un vestido estilo Trench Coat….¿y las culpan? Volvió al rosa pálido pero de una forma auténtica, y a la vez, volviendo a sus raíces.

Puede interesarte