Por Carla Cappello
16 agosto, 2017

Si ves vapor o escuchas un sonido raro… algo estás haciendo mal.

Si te peinas rápido en la mañana o antes de salir, quizás estés obviando que le estás haciendo daño a tu pelo y estás usando mal la plancha. ¿Cómo? El lavado, cepillado y peinado son esenciales para proteger al pelo del calor y estos son algunos de los errores más comunes al momento de usarla:

1.- Temperatura

Poner tu planchita a 350 grados puede dejarte el pelo más liso que de costumbre, sí, pero también lo estás quemando en exceso. Hay que tener paciencia y regular la temperatura a un grado que no sea tan dañino, sobre todo si tu pelo es muy fino.

2.- Protección 

Si no usas nada antes de plancharte, estás cometiendo un error. Existen en el mercado infinidad de productos que protegen tu pelo del calor de la plancha, el secador, la buclera, etc.

Vas a notar la diferencia ya que no sólo estará más sano sino que se planchará más rápido.

Vogue

3.- Pasar la plancha una vez 

No es necesario pasar la plancha 5 veces por mechón para que se vea más lacio. Primero cepíllalo para alisarlo un poco y después pasa la planchita lentamente. Esto ayudará a que quede más liso y prolijo.

4.- Pelo húmedo… ¡No!

A veces nos falta tiempo pasa secar el pelo por completo con secador o para dejarlo secar sólo, pero un error es pasar la plancha con el pelo todavía húmedo, ya además del frizz, tu pelo es víctima de una quemadura grave.

5.- Invierte en una buena planchita

No hace falta comprar la plancha más cara del mundo, pero sí elegir una marca con buenas características. Deben ser idealmente planchas de turmalina o cerámica, que no sea muy delgada o muy gruesa. El peso y tamaño de la plancha ayudan a alisar mayor cantidad de pelo en menos tiempo.

Puede interesarte