Por Carla Cappello
22 septiembre, 2017

Con estos simples pasos podrás volver a ser la mejor versión de ti misma.

Sea cual sea el motivo, vacaciones o cosas de la vida, hay veces en que nos dejamos estar y perdemos nuestra rutina de ejercicios y dieta.

Afortunadamente siempre hay formas de volver a donde estabas, o incluso de mejorar si no estabas haciendo nada. Acá te cuento cómo:

1. COME BIEN

No más comidas a deshora ni sobremesas largas con comida innecesaria. Opta por cambiar ese picoteo por frutas o alimentos saludables. Evita los fritos o embutidos y bebe mucha agua. De esta forma podrás de a poco desintoxicar tu organismo y tu piel.

2. DUERME

Si no duermes las horas necesarias, tu cuerpo no funciona adecuadamente. Puedes de hecho subir de peso y avejentar tu piel, ya que los especialistas aseguran que durante la noche es cuando la piel se regenera. Deberías dormir entre 6 y 8 horas idealmente. Desmaquillarte con prolijidad y usar los productos adecuados para hidratar o rejuvenecer el rostro.

3. CUIDA TU PIEL

La mala alimentación y los excesos pueden haber creado algunos daños en tu piel y hacer que esta luzca apagada, sin vida o con rojeces. Un aliado siempre eficaz es tan simple como beber mucha agua, pero además deberíamos sumar otros productos.

Puedes usar algún sérum con efecto peeling para eliminar las células muertas de la piel y renovar tu cutis, siempre con protector solar ya que sino puedes ocasionar manchas. O simplemente un sérum o crema despigmentante para quitar las manchitas del sol o de la edad.

4. HAZ DEPORTE

Por más que lo hayas intentado, no hiciste ejercicio. Ya es hora de ponerse en forma… y no hace falta que te internes en el gym. Con sólo 3 ó 4 veces a la semana unos 45 min es suficiente. Y si te aburre el gym puedes optar por actividades que incluyan ejercicio, como salir a caminar con amigas, o andar en bici. Otra opción es ejercitarte en casa, lee mi nota sobre el entrenamiento HIIT  y ahórrate el gimnasio. 

5. MEDITA UN POCO

Nuestra paz interior también es importante y algunos creen que es la base de todo. Prueba yoga, meditación o técnicas de relajación. Así, puedes eliminar el estrés y controlar mejor tus emociones y pensamientos.

Vuelve a la rutina y a ¡ser tu misma!

Puede interesarte