Por Carla Cappello
20 agosto, 2017

Causante de ataques al corazón y problemas cardíacos.

La sal está en todos lados: en esas sopas instantáneas que parecen tan sanas, en cualquier alimento que venga en lata e incluso en un restaurant si pides una ensalada y viene con un litro de aderezo encima.

¿Exactamente qué tan mala es la sal? Bueno, por empezar estudios han comprobado que las personas con muchas cantidades de sal en su dieta son más propensos tener problemas cardíacos y morir de ataques al corazón. Y sin mencionar el problema más frecuente y común que causa el consumo diario de sal, que es la retención de líquidos.

Pero, si la sal está en todos lados ¿Cómo evitamos disminuir el consumo de sodio? La idea no es eliminarla completamente porque sería imposible, pero con esta serie de consejos fáciles podemos disminuir su ingesta considerablemente:

1. Evita los alimentos procesados y come más alimentos frescos, ya que contienen menos sodio.

Leseclaireuses

2. Reduce el uso de la sal al cocinar, utiliza en cambio especias, sobre todo las de hojas verdes.

3. Sazona con especias y hierbas aromáticas, esto ayuda a reducir la necesidad y adicción de sal a los platos.

4. Cocina los alimentos al vapor: Así se conserva mejor el contenido natural del sodio del alimento.

Creativemarket

5. Utiliza sal marina, ya que por su sabor más fuerte, permite emplear menos cantidad para dar sabor a las comidas.

6. Sustituye la sal normal por una de bajo contenido en sodio: esta te aporta la mitad de sodio que la sal común.

Puede interesarte