Por Leonardo Granadillo
31 enero, 2020

“Cuando era joven, tenía menos confianza y había más presiones en la vida que no podía controlar: trabajo, hijos, familia, esposo, finanzas, etc. He descubierto que el envejecimiento es muy liberador y amo la libertad”, confesó la longeva modelo Nikki Redcliffe, quien no usa filtros ya que ama sus líneas y arrugas.

La edad es sólo un número y cada vez son más las personas que lo comprenden. Los límites que nos establecemos nosotros mismos por largo tiempo han empezado a romperse, todo esto gracias a personas que se niegan a seguir a multitudes, y se atreven a romper los esquemas.

Esto se puede trasladar a cualquier aspecto. Las primeras personas que salieron del clóset, las primeras mujeres que alzaron la voz, o, esas mujeres mayores que se esfuerzan por demostrarnos que aún hay mucha belleza cuando llegamos a la tercera edad. Si para algunos ya cumplir 50 es empezar a despedirse, para otras personas puede ser solo el comienzo.

Como Nikki Redcliffe, una modelo de agencia e influencer que ya se ha convertido en una sensación de las redes sociales.

Instagram: @nikkiredcliffe

“Siempre estuve obsesionada con la ropa y la moda, incluso cuando era una niña pequeña. En mi adolescencia gasté cada centavo en mi armario y todavía considero que mi trabajo de sábado en Biba (tienda de ropa) es el mejor trabajo que he tenido”, señaló en su mano a mano con DailyMail.

Instagram: @nikkiredcliffe

“Fui una seguidora dedicada de la moda y con un interés especial en los diseños del pasado. Anhelé una carrera en diseño, pero obtuve un título en Historia antes de trabajar en relaciones públicas y luego en marketing y desarrollo de nuevos productos en la industria cosmética de la moda”, prosiguió Nikki.

La oriunda de Brighton (Inglaterra) se consideraba una simple mamá promedio, pero a los 50 años decidió salir del molde y usar ropa disruptiva, vintage, con la intención de dejar relucir sus verdaderos gustos. Fue allí cuando su confianza incrementó.

Instagram: @nikkiredcliffe

“Tomé unas vacaciones de moda durante los ‘años de mamá’ cuando el tiempo y el dinero escaseaban, pero nunca perdí mi amor por la ropa”, destacó la modelo.

Todo su vestuario ahora está inspirado en la década de 1950, su gran repertorio tiene asombrada a las redes sociales (cuenta con 30 mil seguidores en Instagram) y ya hasta es representada por una importante agencia.

“Cuando era joven, tenía menos confianza y había más presiones en la vida que no podía controlar: trabajo, hijos, familia, esposo, finanzas, etc. He descubierto que el envejecimiento es muy liberador y amo la libertad y la independencia. Ahora tengo que hacer lo que quiero, usar lo que quiero, ser la persona que quiero ser”, confesó al diario británico.

Instagram: @nikkiredcliffe

Ahora la también madre está muy feliz de enviar un poderoso mensaje: demostrarle a las mujeres que después de los 50 años no son invisibles e irrelevantes, algo que sabemos muchas sienten.

“Nunca he tratado de luchar contra el proceso de envejecimiento o hacer retroceder el reloj, no quiero parecer más joven; Solo quiero verme tan bien como pueda, independientemente de la edad”, comentó para cerrar.

Nunca es ni será tarde para empezar eso que nos apasiona. Que nadie te diga que no, intenta lo que realmente te gusta.

Puede interesarte