Por Lucas Rodríguez
2 abril, 2020

Lynda Jager de Canadá asegura que desde que se dedicó al ejercicio se curó de sus problemas de ansiedad y le dio un nuevo sentido a su vida.

Si hay una fuerza inevitable en el mundo, esa es el tiempo. No importa cuánto creamos que podemos burlar el paso de los años, estos habrán pasado sin si siquiera pedirnos nuestra opinión. Lo único que podemos hacer es intentar aprovechar cada minuto como si fuera el último que tenemos, cosa de que si recordamos cómo fue nuestra experiencia, los años no habrán pasado en vano. Esto nos lleva a que no es cuánto tiempo pase, sino que cómo lo llevamos nosotros. Mirar hacia atrás y darnos cuenta que hemos vivido grandes años, es una de las satisfacciones más maravillosas que nos podemos dar. 

@lyndajager

La prueba de esto son las historias cada vez más comunes, de personas que desafían a la edad que tienen, pareciendo como si el tiempo pasara más lento para ellos y envejecieran en años de perro a la inversa. El caso de Lynda Jager, una mujer canadiense que arrasa en las redes sociales, es el más enigmático. si la vieras rápido, sin detenerte a buscar detalles, podrías pensar que Lynda tiene cerca de 30 años o un poco más. Así de impresionante es el trabajo que hace para mantener su cuerpo en forma.

@lyndajager

La verdad es que Lynda tiene 61 años y siete nietos, pero tiene un cuerpo en forma que muchos de nosotros que aun estamos en nuestros veintes envidiamos. Lo suyo es un entrenamiento muy duro, de varias horas diarias. Su rigurosidad es tanta, que la ha llevado a competir en levantamiento de pesas y campeonatos de resistencia, ganando en 7 ocasiones (muchas veces, a concursantes bastante más jóvenes que ella). 

@lyndajager

A pesar de todos estos buenos resultados, lo que Lynda más destaca de su entrenamiento, es cómo la ayudó a luchar contra su ansiedad. Antes de que comenzara a hacer ejercicio a los 17 años, Lynda sufría de ataques frecuentes de pánico, así como episodios diarios de ansiedad. Su solución fue empezar a entrenar en su casa, costumbre que mantuvo a medida que veía los buenos resultados que le daba para manejar su problema. Con el paso del tiempo se atrevió a mover su trabajo a un gimnasio, donde incluso llegó a profesionalizarse.

@lyndajager

Ahora es la sensación de Instagram, al punto de que contó a Unilad que con frecuencia, abre sus mensajes para encontrarse con propuestas de matrimonio de seguidores bastantes años más jóvenes que ella. Lynda se siente halagada por las propuestas, pero aun así no está interesada: lleva más de 15 años junto a Mark, el hombre de sus sueños. 

Puede interesarte