Por Camilo Morales
13 octubre, 2020

¿Te imaginas tomar un avión y que no te dejen subir por tu vestimenta? Esta insólita y discriminatoria situación le pasó a una joven estadounidense, quien no dudó en denunciar a Southwest Airlines en sus redes sociales. Recibió una disculpa.

Un polémico hecho se vivió en el Aeropuerto LaGuardia, de New York, el pasado 6 de octubre, luego de que una mujer denunciara en su Twitter que no la dejaron abordar un vuelo hacia Chicago por vestir una blusa sin mangas y con escote. La joven, llamada Kayla Eubanks, publicó un vídeo y se hizo viral.

Según consigna BuzzFeed News, el personal de embarque de la aerolínea Southwest Airlines le negó la entrada a la joven de 22 años por “infringir el código de vestimenta“. Eubanks dijo que calificaron su ropa y su escote como “lascivo, obsceno y ofensivo“. La mujer explicó que “por lo general, llevo camisetas, sudaderas o lo que sea al aeropuerto, pero se suponía que había unos 25 grados en Chicago. Además, era sólo un vuelo de una hora y media“.

Twitter Kayla Eubanks @UziSuzy

En su hilo de Twitter, Eubanks cuenta que luego de dejar su equipaje vivió el incómodo momento en que el personal de vuelo no le permitió la entrada al avión por llevar puesta la blusa sin mantas. “Al principio me sorprendió, luego me molestó mucho porque esto es discriminatorio“, dijo la joven. También agregó que, sobre su busto, “literalmente no puedo quitármelos, soy una mujer y son míos, no puedo dejarlos en casa, no puedo separarlos. Así que para que me digas que mi parte del cuerpo es ofensiva, ¡no!“.

Twitter @UziSuzy

La empresa Southwest Airlines, por su parte, publicó un comunicado e informó que se había disculpado directamente con la joven, además de reembolsarle el vuelo como “gesto de buena voluntad”. Igualmente, dejaron claro que su código de vestimenta aconsejado a los usuarios es vestirse “para impresionar“. “Se espera que usted presente una apariencia limpia, bien arreglada y de buen gusto“, se lee en el comunicado. Sobre la situación con la joven aclararon que hicieron todo lo posible por “promover un entorno centrado en la familia”.

Pero el conflicto no quedó ahí. Eubanks logró subirse al avión con la condición de usar una camiseta que fue entregada por el personal del vuelo. Para la joven era algo totalmente descabellado. “Parecía que todo lo que estaba sucediendo se basaba en prejuicios personales, y simplemente no siento que eso sea apropiado“, dijo.

Twitter @UziSuzy

Para Eubanks, el reembolso del vuelo no era la verdadera solución al problema. “Creo que necesitan actualizar la política. No debería ser discriminatoria. Creo que como mujer, específicamente una mujer negra, mi cuerpo está constantemente vigilado y sobresexualizado, y eso no es justo“, enfatizó la joven de 22 años. Además, agregó que no era aceptable dejar esa medida a interpretación de los empleados de la aerolínea. 

Puede interesarte