Por Luis Aranguren
4 agosto, 2020

El estudio dice que deben hacerlo al menos por un año, así reducen el riesgo de sufrir algunas complicaciones más adelante.

Dar pecho es una de las etapas que más disfrutan las madres, si bien no es muy cómodo al principio saben que sus bebés han salido de sus vientres por lo que representa su última conexión directa. Es una ocasión en la que se vela por la salud del pequeño, un proceso biológico tan hermoso que inclusive el cuerpo de la madre avisa que el pequeño lo necesita aún en la distancia.

Pues resulta que este proceso no solo es saludable para el hijo, también es de provecho para la madre a largo plazo por lo que no deberían evitar hacerlo si pueden.

Getty Images

Esto según un estudio realizado en la Clínica de Cleveland a más de 200 mil madres quienes lactaron al menos por un años. Según los investigadores, cuando las mujeres amamantan suelen liberar oxitocina, lo cual se relaciona con la reducción del estrés y la presión arterial.

“Descubrieron que para las mujeres que amamantaron a sus bebés durante más de 12 meses, el riesgo de diabetes más adelante en la vida se redujo en un 30 por ciento, el riesgo de hipertensión se redujo en un 13 por ciento”.

– Doctora Kathryn Goebel, ginecobstetra en la Clínica de Cleveland

Aunque la doctora admitió que amamantar durante todo un año consecutivo puede sonar abrumador, genera un cambio positivo en el cuerpo. Además lo más difícil de amamantar son las primeras semanas, pero luego todo es más fácil.

Getty Images

La doctora se enfocó en recomendar la lactancia, asegurando que si bien no se pueden completar los 12 meses es mejor algo que nada.

“Ciertamente, sabemos que evitar el alcohol y el tabaquismo, mantener un peso saludable y una rutina de ejercicios puede ayudar a reducir el riesgo de problemas de presión arterial y diabetes, pero la lactancia materna es una cosa más que puede hacer por su salud a largo plazo mientras obtiene todos los demás beneficios tanto para usted como para su bebé”.

-Doctora Kathryn Goebel, ginecobstetra en la Clínica de Cleveland

Sin duda es una recomendación que los bebés disfrutarán, sin importar lo mucho que coman siempre parecen extrañar tomar del pecho de su madre. Es un contacto directo en el que pueden disfrutar del calor de su mamá, del amor que se tienen unos a otros.

Pixabay

Esperemos esto sirva de consejo a las futuras madres y consideren esta opción, nada es una obligación excepto dar amor a estos pequeños que tanto lo necesitan.

Puede interesarte