Por Catalina Maldonado
29 diciembre, 2021

A los siete meses, Brisa Belén del Milagro Tejerina vivió un incendio que quemó su cuerpo, y desde entonces, no ha parado de luchar por su vida y por sus sueños. La joven se siente feliz con su apariencia y asegura que no se sometería a una reconstrucción facial.

El nombre de Brisa Belén del Milagro Tejerina se hizo realmente conocido cuando el hospital pediátrico Juan Garrahan, en la ciudad de Buenos Aires, compartió su caso con motivo del Día de Prevención de las Quemaduras. Desde entonces, la argentina de 21 años ha sido noticia por su fuerza y sus ganas de cumplir todo lo que se propone, pues para ella, nada ha sido imposible.

Cuando tenía siete meses, Brisa fue víctima de un incendio que la sorprendió mientras dormía y que le quemó el 88% de su cuerpo. Por esa razón, su gravedad la obligó a trasladarse desde Salta a Buenos Aires para seguir un largo camino hacia su recuperación. 

Hospital Garrahan

Hoy, con 21 años, la joven no hace más que lucirse en todo lo que se propone, sobre todo en el deporte donde el atletismo es su pasión. 

“Nunca tuve miedo de rehacer mi vida”, declaró a Infobae. “Estoy en cuarto año del Bachillerato y mi sueño es recibirme de profesora de Educación Física especial”, dice la chica que ha competido desde los 14 años.

Brisa Belén del Milagro Tejerina

Su participación en los Juegos Evita —un campeonato de su localidad—, le ha dado muchas satisfacciones en lo deportivo y lo personal. Encontró independencia y pudo reconocer que tenía lo necesario para ser una atleta.

“Gané medalla de bronce en 100 metros y una de plata en 150 y en lanzamiento de bala”, dice Brisa, orgullosa de sus triunfos. Al poco tiempo, también ganó medalla de oro en 200 metros planos, luego de vencer a sus contrincantes incluso cuando partió después la carrera al no escuchar la señal de arranque.

Brisa Belén del Milagro Tejerina

“Entrenaba todos los días en un Centro de Deportistas Adaptados con los profesores Claudia Trujillo y Enzo Dorado. En 2015 “competí en Mar del Plata y gané una medalla de plata y otra de bronce”, explicó la joven deportista con brillante futuro.

Pero no todo es deporte en su vida, pues en 2020 también incursionó en el modelaje. Sus fotos en redes sociales llegaron a un certamen llamado “Miss Belleza Mundial”, donde ganó el título de “Miss Belleza”. Además, Brisa se reconoce como “modelo publicitaria y participa en varios desfiles”.

Brisa Belén del Milagro Tejerina

“Lo que yo me propuse hacer, lo logré siempre”, enseña la modelo que no tiene ningún conflicto con su imagen: “Si existiera la posibilidad de hacerme un trasplante de cara o cirugía estética, no lo aceptaría. Me miro al espejo y me gusta como soy”.

Brisa, quien desea casarse y tener hijos, aún tiene mucho por hacer. 

Puede interesarte