Por Antonio Rosselot
7 abril, 2021

Doña Jose (México) viaja todos los años de Querétaro a Puebla para vender a sus muñequitas “Marías” hechas a mano en Semana Santa, pero este año sólo había vendido una. Un medio local hizo eco de su historia y, en un día, logró vender todo el stock que tenía e incluso más.

Hasta el pasado 6 de abril, 2021 había sido un año bastante triste para Josefa Gabino —o “Jose”, como le dicen cariñosamente—, una anciana de 89 años oriunda de Santiago Mexquititlán (Querétaro, México).

Resulta que la anciana lleva un buen tiempo viajando todos los años desde su Querétaro natal hasta la ciudad de Puebla en la época de Semana Santa, con el objetivo de vender sus muñecas “María” o “trenzudas” en las calles de dicha urbe. Ella misma confecciona las muñecas usando trapo, listón y “colotes”, y visita esa ciudad cada año porque es donde más le han comprado históricamente.

El Sol de Puebla

Esta última Semana Santa significó un gran desafío para ella, ya que hasta el mencionado día 6 de abril, sólo había podido vender una de las muñequitas: la idea de volverse a Querétaro con las manos vacías no le producía ningún placer.

Pero El Sol de Puebla, medio local, dio a conocer su historia a la gente y sucedió lo inesperado: decenas de personas hicieron fila en la calle para ayudar a “Jose” y comprarle sus muñequitas. El operativo fue un éxito, ya que la anciana pudo vender las 60 unidades que había fabricado, logrando que “todas mis niñas tuvieran un hogar”.

El Sol de Puebla

De hecho, el éxito fue tal, que su hija Martha incluso le dio los materiales para hacer 20 muñecas más, de las cuales sólo le quedaban 10 al momento de escribir este artículo. Josefa volverá a Querétaro el 12 de abril para ponerse a fabricar más “trenzudas” y volver a venderlas en tierras poblanas.

“Nos empezó la venta muy bien, gracias a ustedes y a la entrevista que le hicieron a mi mamá nos ha ido muy bien, bendito sea Dios y muchas gracias porque más de 40 personas han venido y se han llevado más de una muñequita. Ayer y hoy empezamos a sacar otras y ya se están acabando, no nos está dando el tiempo de trenzar a todas y ponerle ojos, pero nos estamos apurando”.

—Martha Zenón, hija de “Jose”, a El Sol de Puebla

Doña Jose, por su parte, agradeció a las personas que no sólo le compraron sus creaciones, sino que también le aportaron con artículos de despensa y uno que otro pesito extra para sus gastos.

¡Así es como la prensa se pone al servicio de quienes más lo necesitan!

Puede interesarte