Por Antonio Rosselot
20 enero, 2020

Nancy Zavala creó Zavy, un proyecto en donde mujeres artesanas de las comunidades de Seyé y Muna (Yucatán, México) pueden surgir gracias a la oportunidad de mostrar su arte y costumbres en la forma de bellas correas para cámaras.

Vivimos en un sistema capitalista que, si bien tiene algunas cosas positivas, puede también traer muchísimas complicaciones para quienes trabajan o, simplemente, para quienes no quieren crecer profesionalmente bajo un modelo que se basa en la industria y en el trabajo automatizado. 

Por lo mismo, han surgido nuevas tendencias laborales que, si bien dentro de todo funcionan con las lógicas de compra y venta, se mantienen dentro del mundo artesanal y colaborativo.

Hablamos de Zavy, un proyecto llevado a cabo por la emprendedora Nancy Zavala, en donde mujeres oriundas de las comunidades mayas de Seyé y Muna (Yucatán, México) trabajan el tejido y bordado tradicional para lograr la independencia económica.

Principalmente, las empleadas de Zavy se dedican a tejer correas con diseños mayas para cámaras fotográficas semi profesionales y profesionales, las cuales están generando cada vez más interés en los aficionados a las fotografías. Si bien este emprendimiento está agarrando vuelo poco a poco, Nancy Zavala ha dedicado años de su vida a hacerlo surgir, poniendo todo su esfuerzo, dedicación y, por cierto, su dinero.

Nancy creció en la comunidad de Seyé, ubicada a unos 30 minutos de Mérida en auto. Los tejidos y bordados son parte esencial de la comunidad, especialmente la técnica del hilo contado; éste es uno de los ingresos principales de las mujeres artesanas en dicho lugar.

https://www.instagram.com/p/B5c6A5HgxN4/

Sin embargo, vio que las mujeres de las comunidades indígenas tienen pocas posibilidades de surgir debido a su falta de oportunidades para estudiar, así que a mediados de 2018, decidió ayudarlas con sus emprendimientos.

“Me platicaban que tenían problemas con comercializar sus productos. Entonces me di a la tarea de investigar y plantear algo diferente a lo que ya hacía. Buscaba algo que tenga un uso muy específico para dirigirnos a un nicho muy puntual y así es como pensé en las cámaras fotográficas”.

Nancy Zavala a El Universal

Nancy aseguró a las artesanas que crearía una empresa que funcione bajo los estándares de sostenibilidad de la ONU, lo que las convenció plenamente. Cada uno de los modelos tejidos tiene su identidad propia: “Kukulkán”, por ejemplo, está basado en la leyenda del dios maya del mismo nombre, mientras que “Nikte Ha” se inspira en las flores que crecen en los cenotes característicos de Yucatán, entre otros.

El primer lote de correas se puso en venta en abril de 2019 y tuvo un gran éxito a nivel local y nacional. De acuerdo a lo comentado por algunas de las artesanas, ellas reciben el 50% de las ganancias de cada venta, mientras que el resto del dinero se reinvierte en materiales y en la mantención de un sitio web de venta, gracias al cual han podido vender a Estados Unidos y varios países de Latinoamérica. Nancy comenta que las artesanas están dichosas con esta oportunidad.

https://www.instagram.com/p/B4KwhrDALou/

“Están felices con lo que hacen, sobre todo porque sus hijos se sienten orgullosos de verlas autosuficientes. Incluso sus maridos, que antes no las dejaban trabajar, ya quieren ayudarles”.

Nancy Zavala a El Universal

Este es un gran ejemplo de que se puede lograr la independencia económica haciendo actividades al margen del sistema. Si bien hay una lógica de venta, aquí el trabajo tiene mucho más sentido que en otros lados.

https://www.instagram.com/p/B7cFRHmgQFh/

Si quieren echar un vistazo a las bellas correas de Zavy, pueden revisar los modelos en este enlace.

Puede interesarte