Por Lucas Rodríguez
7 septiembre, 2021

Duygu Karaman trabajó durante 10 años para Emiratos, pero cuando la aerolínea comenzó a realizarle chequeos de peso, así como a exigirle que cuidara su figura, la mujer prefirió renunciar. Entrevistada por un diario inglés, contó las exigencias ridículas que le hacían para mantener su trabajo.

Uno de los grandes cambios que se han logrado en los últimos años, es que las empresas ya no pueden exigir a las personas que se vean de una manera u otra, para acomodar su imagen. Es cierto que puede haber un cierto código de vestimenta en una oficina, pero ir más allá de algo tan circunstancial como la ropa, está generalmente prohibido y muy mal visto por la mayoría de las personas. 

Por esto es que resulta de lo más impactante la situación de Duygu Karaman, una mujer de 37 años que llevaba más de diez años desempeñándose como azafata para la aerolínea Emirates. 

Duygu Karaman

Duygu contó al tabloide inglés Mirror sobre las humillaciones que sufrió a manos de sus empleadores.

En los últimos meses, sus jefes cambiaron de parecer con respecto a su apariencia. La figura de Duygu les comenzó a parecer poco apropiada para su cargo, por lo que le exigieron que se sometiera a un programa de “control de peso”.

Duygu Karaman

Si esto ya suena bastante malo, Duygu también detalló como sus jefes empezaron a monitorear su peso.

Duygu Karaman

Finalmente, Duygu no lo aguantó más, decidieron irse de una empresa a la que había dedicado diez años de su vida: 

“No me dijeron quién me había denunciado, pero me pesaron y me dijeron que hacían un seguimiento de todo según el IMC. Como tenía 2 kg de más, me metieron en un programa de control de peso. Te dan un papel de tamaño A4 que sólo dice “no comas arroz, no comas pan”. Cosas así.

Lo llaman departamento de nutrición, pero no me dieron muchos consejos. Eran cosas que todo el mundo sabe, como dormir con regularidad, cosa que no puedo hacer por el trabajo”

–Duygu Karaman para Mirror.uk

Duygu Karaman

Las exigencias de apariencia física que tuvo que soportar Duygu resultan muy llamativas, teniendo en cuenta que se intentaba desempeñar en un trabajo que no tiene nada que ver con su delgadez. Simplemente es una exigencia estética, que ya no tiene nada que ver con los tiempos que corren.

La historia de Duygu debía ser contada, para que empresas como esta no puedan seguir saliéndose con la suya con exigencias de esta índole.

Duygu Karaman

La aerolínea Emiratos ha dicho en un comunicado que sus exigencias tienen que ver con la salud de los empleados. Así mismo, se negaron a comentar sobre casos puntuales. 

 

 

 

Puede interesarte