Por Ronit Rosenberg
7 noviembre, 2018

A sus 16 años pesaba 127 kilos, y un día se miró al espejo y dijo no más. Ahora es una sensación en Instagram.

Hay historias superación personal… y está la de Josephine Desgrand, una joven de 16 años que cambió radicalmente su vida y se dio una nueva oportunidad. Desafortunadamente, tuvo que sufrir de una experiencia traumática luego de que en su escuela le hicieran bullying por sus 127 kilos. Pero su historia es muy inspiradora y vale la pena ser contada, pues mientras muchos chicos alrededor del mundo sufren abuso psicológico y nada termina bien, Josephine decidió que volcaría la situación positivamente.

Un día llegó a su habitación, se miró al espejo, con evidente exceso de peso, y se dijo: “no quiero ser más gorda”. Inmediatamente decidió que comenzaría a hacer un radical cambio en su estilo de vida.

@nolongerfatjosie

Josephine se sentía muy dañada emocionalmente y su autoestima estaba por el suelo, pero no se dejó abatir y juntó las fuerzas para empezar la ruta que la llevaría a bajar de peso.“Estaba emocionada por mi próximo itinerario hacia perder peso. Usé una cinta métrica y anoté mis medidas”, contó la joven al sitio BoredPanda.

@nolongerfatjosie

La joven sabía que su obesidad se debía a una alta ingesta calórica diaria, y cuando intentaba comer más sano, tenía fuertes recaídas en comida chatarra. Pero esta vez se tomó enserio la tarea y de un día para otro, comenzó a controlar las calorías y porciones.

“Sabía que tenía un largo camino por recorrer, pero quería hacer un seguimiento de cada cambio, sin importar lo pequeño que fuera”, narró.

Lo maravilloso fue que Josephine se acercó a su padre, quien también era obeso, y le contó que quería cambiar su vida. Su padre no sólo la apoyó, sino que comenzó el desafío junto a ella. Competir entre ambos por quien bajaba más kilos los motivó más a continuar.

@nolongerfatjosie

Eliminó los carbohidratos y azúcares de su dieta alimenticia diaria, y aumentó considerablemente la ingesta de agua. En un par de meses, consiguió bajar 30 kilos. Ese logro la alentó a inscribirse en un gimnasio y comenzar a complementar su dieta con ejercicio, lo que la ayudaría a aumentar masa muscular y tonificar las zonas flácidas.

@nolongerfatjosie

“Hacer ejercicio en el gimnasio me dio un impulso adicional para alcanzar mi peso ideal. Ya no seré más la gorda Josie”, reveló.

Después de arduos meses de esfuerzo y disciplina, Josie logró llegar a su graduación de la escuela con 63 kilos menos. Nadie podía creerlo. Se había convertido en otra chica. Bajar de peso la ayudó a descubrir su maravilloso rostro, con facciones envidiables.

@nolongerfatjosie

A medida que Josie fue viendo los primeros resultados, decidió compartir toda su travesía en una cuenta de Instagram Allí fue publicando imágenes de antes y después, como una forma de auto-alentarse y poder inspirar también a otras personas. Pero lo que jamás pensó, es que se convertiría en toda una sensación. Actualmente tiene más de 40 mil seguidores y a diario recibe halagos por su estupenda transformación. “Ya no soy Josie la gorda”, se llama su cuenta.

@nolongerfatjosie

Su historia es fabulosa y más aún que haya querido compartirlo con el resto, pues con tan solo 16 años pudo volcar su destino. Con ese peso y más de adulta, hubiese tenido graves enfermedades cardiovasculares, presión alta, diabetes, entre otras. Gracias a su dedicación y esfuerzo, ahora podrá vivir plenamente, y muy orgullosa de sí misma.

Puede interesarte