Por Lucas Rodríguez
7 septiembre, 2020

De acuerdo al sitio de empleo, su oferta discriminaba a la gente que no era feliz. Ella se pregunta si acaso no hemos ido demasiado lejos.

En el mundo en que vivimos, se ha extendido el relato de que todas las personas deben ser incluidas, sin importar los problemas que esto pueda crear para los demás; o como veremos un poco más adelante en esta nota, qué tan ridículo pueda tornarse una situación. Por un lado, no podemos negar que hay buenas intenciones detrás de esto: nuestra especie pasó demasiado tiempo ocultando que había personas con capacidades diferenciadas, o sin las facilidades y talentos con las que la mayoría de nosotros contamos para abrirnos camino en la vida. 

Unsplash

El problema de esto, es que a veces puede ser tomado por gente algo confundida, de lo que solo saldrá una complicada combinación de buenas intenciones, pero una aplicación un tanto problemática. Esto fue lo que tuvo que vivir un pequeño salón de belleza en Gloucestershire.

Unsplash

Luego de los malos momentos por los que todo su rubro tuvo que pasar luego de que la pandemia, y las subsecuentes cuarentenas, obligaran a todos a cerrar sus puertas hasta nuevo aviso, el centro de belleza AJ’s Unisex, manejado por Alison Birch, necesitaba volver a contratar algo de personal. 

Unsplash

Teniendo en cuenta que dentro de un lugar así, se trabaja codo a codo, la dueña quería asegurarse de que tendría un ambiente laboral agradable. Por esto fue que puso como una condición para su nueva empleada, que fuera una persona “feliz”.

Unsplash

De buenas a primeras, no parecería haber ningún problema con esto: la mayoría de las personas nos definiríamos de esta manera, si nos encontramos en la situación de tener que encontrar un nuevo empleo. Pero el servicio de reclutamiento en el que puso su anuncio, tenía otros planes.

Unsplash

En pocas horas la llamaron para avisarle que tendrían que bajar su anuncio. La razón era que su petición de una persona feliz, estaba discriminando a las personas que no eran felices. 

GLOUCESTERSHIRE NEWS SERVICE

A pesar de que pareció una noticia local, lo ridículo de la situación comenzó a dar la vuelta al mundo. Medios como el Mirror, de amplia circulación en el Reino Unido, tomaron la historia.

GLOUCESTERSHIRE NEWS SERVICE

Entendemos que la intención detrás de este sistema es buena: no quieren que nadie se sienta mal al estar consultando su sistema. Pero al mismo tiempo, estamos hablando de adultos. Si no pueden resistir que les señalen que no son felices, cómo pretenden salir adelante en el mundo laboral, donde está lleno de gente capaz de llamarlos cosas un poco más rudas que “infelices”. 

Puede interesarte