Por Antonio Rosselot
8 noviembre, 2019

El objetivo del test de orina S5 es dar todas las facilidades a las mujeres para que puedan hacerse este examen en la comodidad del espacio privado de su hogar.

El cáncer cérvico uterino es una de las variaciones más comunes de esta enfermedad en las mujeres: las estadísticas dicen que su tasa de supervivencia a 5 años es de un 66%, por lo que cerca de la mitad de las pacientes con este mal fallecen en ese período.

Informe Fracto

En un comienzo no había ningún mecanismo para identificar este cáncer, que sólo era visible cuando ya estaba manifestándose. Pero a comienzos del siglo XX, el médico griego Georgios Papanikolaou inventó un procedimiento que lleva su apellido —o también conocido como citología vaginal—, el que permitió la detección temprana del cáncer y significó un tremendo avance en la medicina de la época. Y el procedimiento, como deben saber, se realiza hasta el día de hoy.

Pero ese test, tan normal y rutinario para las mujeres, podría ser reemplazado por uno bastante más simple: una prueba casera de orina.

Getty Images

Científicos de la Queen Mary University of London (Inglaterra) solicitaron a 600 mujeres que les pasaran muestras auto-recabadas de orina para el análisis, cuyos resultados se presentaron en el National Cancer Research Institute (NCRI) y sugirieron que este método es totalmente factible y potencialmente muy popular.

Si bien los exámenes de Papanicolau seguirán practicándose en los hospitales del Reino Unido, la opción de la prueba de orina podría ser mucho más sencilla para las mujeres, quienes podrían pedir el kit de prueba por internet, hacerla en casa y después enviar las muestras por correo para su posterior análisis.

Science Photo Library

El test «S5», como fue bautizado, mide los cambios químicos que se encuentran en las muestras de orina o fluidos vaginales, para dimensionar el riesgo de cáncer de la mujer. Si hay un alto puntaje en los resultados, significa que es muy probable que exista una lesión pre-cancerosa; las pruebas fueron hechas en mujeres que ya tenían estas lesiones, y el sistema S5 los detectó sin problemas.

Como mencionamos antes, el objetivo del Papanicolau es detectar signos previos del cáncer cérvico uterino para comenzar a tratarlo antes de que se manifieste, y es recomendado para mujeres con cuello uterino y que estén entre los 25 y los 64 años. Sin embargo, muchas mujeres prefieren no hacerse el examen por vergüenza a exponer el «olor o la apariencia» de sus genitales, mientras que otras simplemente no están informadas al respecto.

Sin embargo, los científicos se toman sus hallazgos con absoluta mesura, ya que saben que el examen de orina no es tan preciso como el Papanicolau.

Chatelaine

«Los resultados parecen prometedores para detectar mujeres con cambios celulares avanzados, pero necesitamos saber si esta prueba detecta todos los cambios y si es exitosa en un mayor grupo de gente».

Sophia Lowes, directora de información sobre salud de Cancer Research UK, a BBC

La medicina sigue avanzando y superándose cada vez más, y todo para prolongar nuestra vida en esta tierra… hace 30 años, ¿quién habría pensado que una muestra de orina podría servir para detectar un cáncer?

Puede interesarte