Por Pamela Silva
28 noviembre, 2018

Por eso siempre hay que tener cuidado con los productos que usamos 😰😰😰😰

Como muchas chicas de su edad, Estelle quiso teñirse el cabello cuando tenía 19 años y para hacerlo compró una tintura común y corriente, de esas que venden en todos lados. El proceso de teñirse el cabello, sobre todo cuando no hay un proceso de decoloración incluido, es bastante sencillo.

Así que Estelle se dispuso a hacer e incluso realizó el test alérgico que venía en el envase, para asegurarse de que no reaccionaría mal al químico de la tintura.

El problema es que sólo esperó 30 minutos después de realizado el test, cuando las indicaciones decían esperar 48 minutos.

Le Parisien

Así que después de teñirse empezó a presentar claros síntomas de una reacción alérgica, le costaba respirar y sobre todo, su cara se hinchó casi siete centímetros más de lo normal.

Todavía podía ver pero me costaba mucho respirar. Mi frente se duplicó en volumen y mi cabeza parecía una ampolleta”.

Estelle a Le Parisien.

Le Parisien
Le Parisien
Le Parisien

Su madre tuvo que llevarla de emergencia al hospital, donde efectivamente le diagnosticaron que sufrió una reacción alérgica a un componente en específico de la tintura: para-fenilendiamina (PPD), que se encuentra presente en un 90% de las tinturas del mercado.

Ahora Estelle está recuperada, pero se dedica a compartir su historia y sobre todo, las fotos de su reacción alérgica para generar conciencia en las chicas que quieran no solo teñirse, sino que exponerse a varios otros productos estéticos sin medir las consecuencias.

Le Parisien
Le Parisien
Le Parisien

Yocasi morí, no quiero que algo similar le pase a otras personas”.

Estelle a Le Parisien.

Así que ya saben, siempre tienen que tener mucho cuidado con los productos que se apliquen, siempre lean los componentes y tengan cuidado con lo que usan.

Puede interesarte