Por Florencia Lara
7 diciembre, 2021

La pareja originaria de Perth, Australia, decidió realizar un evento pequeño, pero que pareciera una página de un cuento de hadas. Nadie notó lo barato que costó organizarlo.

Casarse puede significar de los momentos más lindos en la vida de una pareja, pero justo después de dar el tan anhelado sí, automáticamente el bolsillo comienza a sufrir. No es novedad que planear una boda conlleva a tener que desembolsar grandes cantidades de dinero. Para Alexa Witney, esto no fue así, ya que la mujer logró tener su boda soñada con solo  mil dolares y un vestido de $25 más.

Ella Kirby

Alexa Witney, una joven  australiana de 27 años, aceptó la protesta de matrimonio ed su novio, Kyle Bindon,  previo a que comenzara la pandemia por coronavirus. Desafortunadamente, debido a la crisis sanitaria mundial, se vieron en la obligación que posponer tres veces la fecha de la unión.

Alexa y Kyle hicieron todo lo humanamente posible para que la familia de la novia pudiese viajar desde Canadá hasta Perth para la boda, pero esto finalmente no fue posible. La ventaja fue que tuvieron que realizar evento pequeño, y redujo considerablemente el presupuesto.

La joven decidió que, como su boda sería algo mas bien íntimo, necesitaba un vestido que fuese sencillo y no tan costoso para ese día. Witney le dio en el clavo al minuto que buscó su traje blancoen Facebook.En dicha plataforma encontró un hermoso vestido bohemio, de corte sirena y espalda descubierta, por tan solo $25.

Ella Kirby

Al encontrar el vestido perfecto y de bajo costo. la pareja decidió que todo el evento debería ser del las mismas est características. Al comienzo tenían contemplado no gastar más allá de 1.500 dolares. Para suerte de ambos, se ganaron un concurso a través de Instagram y el premio fue una sesión de fotos gratuita, junto a las flores y el maquillaje de la novia. Eso benefició para reducir aún más los gastos. Solo desembolsaron mil dólares en total.

La reducción de presupuesto se volvió cada vez más eficiente, ya que la novia no invirtió ni un centavo en peinado ni joyería. “Una de mis mejores amigas me peinó para ese día. Las joyas y el velo de novia me lo prestó otra amiga”, contó Witney en conversación don Daily Mail.

Ella Kirby

Pero el abaratar costos no fue la mejor parte de la boda de la pareja australiana, sino que el mismísimo  día que darían el sí en la iglesia, Alexa se enteró que estaba embarazada. Los felices  ahora marido y mujer están esperando que su hija nazca en enero del año entrante.

Ella Kirby

Todo salió a la perfección y tuvieron la boda de sus sueños, hasta con sorpresa incluida y sin dolor en el bolsillo.

Puede interesarte