Por Leonardo Granadillo
16 septiembre, 2019

Y de repente… Ken cayó en una friendzone de la que nunca pudo (o no quiso) escapar.

No nacimos necesariamente para estar con alguien, somos nosotros quienes forjamos y decidimos nuestro propio futuro y nadie nos lo puede imponer, ni nuestros padres creadores ya sean humanos o una compañía de juguetes.

Los juguetes como cualquier ser de carne y hueso merecen poder decidir con quién quieren estar, y Barbie no está exenta de ello. La muñeca apareció en 1959 y disfrutó de dos años de absoluta libertad, algo que culminó en 1961, donde sus opresores creadores le impusieron que Ken tenía que ser su pareja para toda la vida.

Afortunadamente, con el paso de los años se dejaron de permitir este tipo de actos, transcurrió el tiempo y Barbie se reveló, con ayuda de sus Andy’s logró salir adelante y dejar los brazos de Ken que como bien sabemos, se suele juntar con malos juguetes como Lotso.

Acá el testimonio de algunas de sus madres:

Twitter
Twitter

Una mujer merece tener el poder de decisión de con quién estar, y Max Steel con todo y que estamos muy claros que el estilo de Ken es inigualable, es ese tipo musculoso, con ese look de surfista que inevitablemente las vuelve locas. 

Ojo que también hubo quienes decidieron presentarles otros pretendientes, si bien Max fue el preferido también hubo X-Men’s detrás de barbie, guerreros saiyajines, dinosaurios, señores cara de papa, aunque lo más importante es que ella no fue obligada de ninguna forma a nada, optó por el que fue de su gusto.

Barbie, estamos muy contentos de que tomaras tu camino, aunque Ken siempre te puede asesorar en lo que a moda se refiere.

 

Puede interesarte