Por Antonio Rosselot
16 noviembre, 2020

El cuero patentado por Alejandro Moreno está hecho con hojas de fique, una planta similar al agave. Ya está construyendo su primera planta en Colombia y estima que, al cuarto año, absorberá unas 11.400 toneladas de dióxido de carbono anuales.

Dentro del daño que hacen las industrias al medio ambiente y el cuidado del planeta, una de las más peligrosas es la de la moda y los textiles.

De acuerdo a lo mencionado por El Espectador de Colombia, esta es la segunda actividad más contaminante del mundo, sólo detrás de la industria de los hidrocarburos. Hay muchos factores altamente contaminantes en la actividad: desechos de tintas, poliéster no biodegradable y un uso excesivo de agua, entre otros, lo que ha generado la necesidad de migrar a alternativas más ecológicas.

La Nueva Provincia

Por lo mismo, un inventor y empresario colombiano está materializando una innovadora solución para suplir el cuero animal por uno 100% vegano, el que pronto entrará en producción industrial en el país cafetalero.

El responsable es Alejandro Moreno, que lleva más de tres décadas dedicado a la investigación y desarrollo de industrias textiles, entre otros temas. Luego de trabajar varios años en Inglaterra, volvió a Colombia y fundó Fiquetex, una empresa que trabaja con materiales sustentables para textiles.

El Espectador

Con Fiquetex, Moreno creó y patentó un cuero vegano hecho a base de hojas de fique, una planta similar al agave que crece predominantemente en Colombia. La gracia es que el material es tan versátil y maleable como el cuero animal para confeccionar prendas, pero tiene un valor hasta diez veces más barato. Y ni hablar de sus beneficios ecológicos.

“Para la producción de una tonelada de fibra de fique se requiere una décima parte de la energía necesaria para producir una tonelada de fibra de políester o polipropileno. Para el tercer año, Fiquetex ayudará al medio ambiente absorbiendo 7.400 toneladas de CO2 al año, y para el cuarto año serían 11.400 toneladas de CO2 anuales”.

—Alejandro Moreno a El Espectador—

Wikimedia Commons

Luego de cuatro años de una intensa búsqueda de inversionistas para su proyecto, Moreno logró su cometido y actualmente está instalando la primera planta de Fiquetex en la localidad de Itagüí (Depto. de Antioquia), la que comenzaría sus operaciones a mediados de 2021.

De acuerdo a las proyecciones, la planta podrá producir hasta tres millones de metros de cuero vegano al año, la que servirá para fabricar tapicería de automóviles, calzado y bolsos, entre otros. Además, Fiquetex trabajará con otros materiales vegetales y sustentables, tales como fibras de coco y algodón.

Vivo Boreal

Una solución creativa y tremendamente valiosa, para una industria que hace mucho daño al planeta.

Puede interesarte