Por Catalina Maldonado
8 septiembre, 2021

Pese a las críticas o contradicciones sobre el consumo de placenta, la cantante Elle King ha decidido cocinarla tras su parto debido a “todos sus maravillosos beneficios”. Su madre fue la encargada de hacer la cacerola y acompañarla en este proceso.

Cuando se trata de la maternidad, cada mujer es libre de tomar todas las decisiones con respecto a su proceso. Por ejemplo, el parto que desean tener —a pesar de que todo puede cambiar por las complicaciones—, como también todo lo que viene después del embarazo. Entre esas decisiones, una que ha generado polémica en los últimos años ha sido la de comerse la placenta post parto.

A pesar de las críticas que giran en torno a esta práctica, ahora la cantante Elle King —hija del conocido actor Rob Schneider— ha compartido con sus seguidores la decisión de comer su placenta luego de dar a luz. 

Getty Images

Hace poco menos de una semana, King dio la bienvenida a su hijo, al que llamó Lucky Levi Tooker y que nació producto de su relación con el tatuador, Dan Tooker, a quien conoció luego de su divorcio con Andrew Ferguson.

Sin embargo, más allá de llamar la atención por la llegada de su dulce bebé, Elle King encendió las redes sociales luego de compartir una imagen de su mamá hirviendo su placenta y asegurando los beneficios que tiene consumirla. 

Instagram @elleking

En primer lugar, agradeció a su madre, London King,  por la oportunidad de acompañarla en todo este proceso:

“Mi madre, el mayor ángel entre todos los ángeles es además la mejor dupla del mundo. Compartiré la historia de mi parto cuando esté lista, pero esta mujer es mi mejor amiga. Nos ayudó a preparar toda la casa y aunque al final Lucky acabó naciendo por cesárea, ella fue mi dupla  durante todo el proceso, y lo que es más importante aún, es la mejor mamá que podría pedir”, expresó King sobre su madre.

Pero claro, la polémica fue la imagen junto a la dedicatoria y el mensaje final que entregó a todos:

 “Aquí la pueden ver preparando mi placenta para encapsularla por todos sus maravillosos beneficios”. 

—escribió Elle King en Instagram—.

Si bien parece no ser algo muy agradable de cocinar a primera vez, la mujer asegura que lo hacen para después encapsularla y así consumirla pues otorga diversos beneficios para la salud de una mujer que acaba de tener hijos. Por ejemplo, a prevenir la depresión post parto, reducir el sangrado post parto y en general, a suministrar energía y nutrientes a la mujer.

Pero claro, ninguno de estos beneficios está avalado por un estudio, y según el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), recomiendan no consumirla bajo ninguna forma porque podría provocar severos daños a la salud, ya que contiene bacterias y virus que no se eliminan del todo con la cocción. 

Una tendencia popular en la actualidad y que cada vez agarra más fuerza. ¿Lo harías? 

Puede interesarte