Por Kat Gallardo
4 mayo, 2018

¡Ni siquiera son difíciles!

Perder tan sólo 3 kilos cuando estás pasada en 5, por ejemplo, es una tarea difícil. Es como si todos tus esfuerzos fueran en vano, porque te subes a la pesa y es como si no hubieras hecho nada. Si estás en ese escenario, o necesitas una motivación para comenzar, anota estos consejos:

1. Haz una lista con tus cinco mayores tentaciones

¿Qué es lo que no logras dejar de comer? ¿Eso por lo que a veces darías la vida? Escríbelos y luego analízalos. ¿Son reemplazables? ¿Hay alguna estrategia que puedas seguir para que esa lista sea menor? Cuando lo tengas claro, ¡no hagas nada! No te reprimas de comerlos, ya tienes la estrategia, ahora debes empezar de a poco. Parte por comer la mitad de una porción normal y luego, sigue con el plan.

http://www.instagram.com/p/Bf6xP_KgTDG

2. Alternativas de snack

Si necesitas comer entre horas, reemplaza las masas por frutas. Al principio será difícil, así que puedes intentar hacerlo un día sí y al otro no. Algo es algo.

It’s tooo hot out today #smoothie #juicepress #fruits #nyc #soho #nyu #fresh

A post shared by Noah Bolanowski (@noahbolanowski) on

3. Prefiere cacao en vez de chocolate

Un cuarto de tableta de chocolate —unos 25 gramos— quizá te parece una cantidad moderada, pero representa unas 140 calorías. Sustitúyelo por una infusión de cacao, cuyo sabor te dejará igual de feliz.

Sabías que el cacao tiene efectos tonificantes y antioxidantes. #supermercadosveritas

A post shared by Veritas (@supermercadosveritas) on

Aunque elijas la porción más pequeña de helado, estarás consumiendo una gran cantidad de calorías de una sentada. Así que intenta sustituirla por un yoghurt helado o semi congelado de un sabor a tu elección.

5. Prueba el pan germinado

El pan germinado se elabora con harina de brotes —no de grano— de cereales, como trigo o espelta, y sin levadura. Por esta razón, aporta la mitad de calorías que una porción normal.

6. Aroma de vainilla

Consigue aceite esencial de vainilla y cuando el hambre te acose y amenace con hacer saltar tu contabilidad de calorías, disfruta de su aroma. La vainilla tiene un efecto saciante que te ayudará.

http://www.instagram.com/p/BYg2KGRAssw

7. Que el plato principal sea light

Para el almuerzo, prepara una ensalada y añádele pasta o arroz. En la cena, agrega tacos de pavo, gambas u otro alimento con proteínas. Si no resistes las tentaciones, intenta equilibrarlo haciendo más ligera otra comida.

http://www.instagram.com/p/BiSUa5Xjb9V

8. Frutos secos siempre en el bolso

Compra distintos frutos secos de calidad, mézclalos y prepara bolsitas de unos 30 g. Cada una proporciona 150 calorías, o sea, casi la mitad que un sándwich de jamón y queso. Llévalas en el bolso y recurre a ellas en cuanto tengas hambre.

http://www.instagram.com/p/BiSUmSNgfCm

9. Divide por cuatro

Cuando comas fuera de casa, separa la cuarta parte de cada alimento rico en proteínas, grasa o hidratos de carbono (carne o pescado, queso, arroz, pan). Come sólo una parte y si puedes, que el resto sea para llevar.

10. Déjalo para el desayuno

Piensa en algo que vayas a tomar en la cena y pásalo al desayuno. Por ejemplo, el postre a base de fruta. Sin reducir la ingesta diaria, quemarás más calorías y tendrás menos hambre. Además tendrás más energía.

http://www.instagram.com/p/BiHnfMWDVNm

11. Añade sabor a tus verduras

Una razón por la que quizá te resistes a comer platos con verduras como ingredientes principales es que te resultan insípidas. Entonces necesitas un aliño especial. Prueba mezclando una cucharada de aceite de oliva con ajo en polvo, mostaza, pimienta, limón y alguna hierba aromática como cilantro, ciboulette u orégano, para otorgar más sabor.

12. Haz un mayor número de comidas, pero más pequeñas

Otra medida que no implica comer menos, ni siquiera sustituir unos alimentos por otros. Simplemente distribúyelos en cinco tomas en lugar de tres.

http://www.instagram.com/p/BiSI8q1DFEu

13. Come más despacio

El doctor George Blair-West, presidente de la Sociedad para el Tratamiento y la Prevención de la Obesidad australiana afirma que muchas personas con sobrepeso consumen la mayoría de las calorías diarias en 20 minutos.

http://www.instagram.com/p/BiSUK-EHj1L

14. No olvides la cuchara

Cada día se comen menos platos con cuchara: sopas y cocidos que incluyen legumbres y hortalizas. Sin embargo, resultan muy nutritivos y saciantes, aportando menos calorías que los platos sólidos. Procura comer alimentos que requieran cuchara al menos tres veces a la semana.

http://www.instagram.com/p/BiR_Z6NHwcp

15. No te excedas con el café

No superes los dos al día, sobre todo si va cargado con azúcar. Las tazas de café te darán energía por un tiempo limitado, pero entre más tomas, más calorías sumas a tu día.

http://www.instagram.com/p/BiSVXspgVh0

Puede interesarte