Por Carla Cappello
5 septiembre, 2017

Sigue estos simples pasos y comenzarás a verte y sentirte increíble en poco tiempo.

Comer menos o ponernos a “dieta”  no es la forma más adecuada de cambiar cómo tu cuerpo se ve o se siente. El cuidado personal va más allá de lo que comes y se trata de cuidar tu cuerpo en todos los niveles: mental, físico y espiritual.

Acá te contamos los pasos a seguir para verte y sentirte mejor, sin someterte a ningún tipo de dieta.

1. Comienza un diario de comidas

Llevar un registro de comidas te hace más consciente de tus hábitos. Ya sea una aplicación en tu celular (como My Fitness Pal) o escrito en papel. Con esta técnica controlarás con mayor facilidad lo que pones en tu cuerpo, y no se trata de restricciones, sino de estar atentos a cómo reaccionamos en relación a lo que comemos.

Healthy Lifestyle

2. Come despacio

A la hora de comer, es necesario que te sientes y te relajes. Comer parado o mirando tu celular interrumpe el proceso de digestión y no te deja disfrutar de la comida. Además, comer despacio te ayuda a sentirte lleno más rápido, ya que al cerebro le toma 20 minutos mandar la señal de que estás lleno a tu cuerpo.

3. Duerme

Dormir las 7 ó 9 horas recomendadas puede ser todo un reto debido a la cantidad de actividades que llevamos a cabo día a día. Pero no dormir lo suficiente puede producir problemas en tu dieta diaria, ya sea con malos hábitos alimenticios o mala digestión. Además, dormir lo suficiente te ayuda a mantener un buen estado emocional que puede llegar a ser la base de todas las cosas.

Lingerielafemme

4. Toma más agua

Beber más agua ayuda a tu piel, músculos y a tu metabolismo a mantenerse activo. Pero además, beber la cantidad de agua recomendada por día, 13 vasos en hombres y 9 vasos en mujeres, ayuda a tu organismo a mantenerse en equilibrio general.

5. Come más vegetales

Los vegetales son la clave para que tu cuerpo esté nutrido adecuadamente. Además ayudan a prevenir el riesgo de padecer enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer, a diferencia de los alimentos procesados. Para agregarlos poco a poco, podemos incorporarlos a nuestros platos habituales.

Hommage

6. Camina más

La mayoría de nosotros pasamos largas horas sentados frente al escritorio, por eso es de suma importancia hacer algún otro tipo de ejercicio para mantenernos en movimiento. No hace falta ir al gym, hay otras opciones y la más simple es caminar.

Una caminata te ayudará no sólo a ejercitarte sino también a descansar tu mente.

Lindbergh

7. Prepara tu propio almuerzo

Este paso no necesita demasiada explicación, ya que preparar tu almuerzo es beneficioso por el simple hecho de que controlas exactamente lo que comes. Además, de que te ahorras mucho dinero en ello.

Jannideler

8. Come frutas, no las bebas

Tomar jugos desintoxicantes está de moda y parece una forma muy fácil de comer todos los vegetales y frutas de una sola vez. Sin embargo, este hábito no es necesariamente “saludable”. El problema de esta práctica es que no le estás dando a tu cuerpo todos los demás beneficios que tienen estos alimentos, como la fibra por ejemplo, y sólo estás dándole un golpe de azúcar.

Vogue Brasil

Puede interesarte