Por Carla Cappello
31 octubre, 2017

Una piel saludable no viene sola…

Todas soñamos con tener una piel perfecta. Pero la realidad es que aunque usemos todo tipo de productos, hay factores que la debilitan y la dañan, por lo que debemos tratarla tanto por fuera como por dentro.

Vogue

Sigue estos consejos y no te arrepentirás:

Agua caliente con limón por la mañana

Una de las recetas favoritas de muchas expertas en salud y bienestar. Esta mezcla tomada por la mañana ayuda a alcalinizar el cuerpo, purificándolo y desinflamándolo.

Limpiar tu piel

Nunca te duermas con el maquillaje puesto, y haz una limpieza profunda al menos dos veces por semana. Muchas veces la piel se ve apagada por la acumulación de células muertas.

Tomar aceite de oliva

Se dice que este aceite deja la piel radiante. Pero no deberías colocarlo en la piel, sino tomar una cucharadita por la mañana y otra por la noche. Esto ayuda a desintoxicar y limpiar al hígado y tracto digestivo, dándonos una piel libre de toxinas.

Ejercitarte diariamente

Hay sustancias que contaminan nuestro organismo. Podemos eliminarlos a través de las toxinas que eliminamos cuando nos ejercitamos y transpiramos. 30 minutos diarios te ayudarán a tener una piel linda y sana.

Dormir más de 7 horas

Dormir lo suficiente es una buena fuente de juventud, ya que mientras dormimos nuestra piel y cuerpo se regeneran. Además elimina las ojeras y la piel apagada.

Puede interesarte