Por Leonardo Granadillo
15 enero, 2020

Los pañales desechables representan hasta un 50% de la basura doméstica. Un cambio más laborioso, pero que tanto el planeta como tu bolsillo lo sabrán agradecer.

Tener un bebé es algo que hay que pensarse muy bien, a veces las ganas le ganan a la responsabilidad, y nos toca cumplir tareas que la verdad nos hubiese gustado afrontar un poco más adelante.

Aunque nada supera la alegría de verlos crecer, debemos reconocer que es bastante engorrosa la tarea de atenderlos, limpiarlos, pedirles que hagan silencio, cambiarlos, entre otras cosas. En promedio según datos de la Agencia de Protección Ambiental Federal (EPA, por sus siglas en inglés) los niños utilizan hasta 4000 años solo en sus dos primeros años, es decir, 4000 pañales cambiados.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Incluso hace unos 40 años, solamente existían los reutilizables, sin embargo, con la intención de facilitarnos la vida y ahorrarnos tiempo surgieron los pañales desechables. Hechos de un plástico que puede tardar más de 100 años en degradarse y con un alto costo de adquisición, se han convertido en nuestra opción preferida y casi la única.

Shutterstock

Sin embargo, hoy en día estamos en una época en la que se está intentando generar conciencia ambiental, y nos topamos con imágenes como esta:

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

A forma de campaña, mensaje es claro: “los pañales en el tendedero, no en el basurero”, y un planeta muy contento con ello en la parte inferior. Es aquí cuando vemos hasta dónde llega la conciencia ambiental de algunos, a pesar de que te ahorras dinero con un pañal de tela: ¿eres capaz de sustituir la comodidad que te brinda un pañal desechable por cuidar el planeta?

Se cree (de acuerdo a científicos) que la humanidad tiene hasta 2030 para frenar las consecuencias del cambio climático, de lo contrario, las condiciones de vida serán inaguantables e irremediables. Llevamos años fallando y el cambio debe empezar, debe empezar ahora.

Puede interesarte