Por Camilo Morales
5 noviembre, 2020

Su creador, Colin Montgomery, apunta a que el espacio de los hogares de Reino Unido es “escaso” y que “se dice que es el mayor obstáculo para hacer ejercicio en casa”. Además, ahora que los gimnasios están cerrados por la pandemia, es una excelente alternativa.

La pandemia ha obligado a cerrar varios lugares que antes eran muy concurridos, como cines o restaurantes. Otro ejemplo de eso son los gimnasios, espacios que fueron categorizados como de alto riesgo de contagio entre quienes los visitan. 

Pero según Lad Bible, la compañía PIVOT Fitness creó algo que parece ser la solución: no tener que salir de tu habitación para ir al gimnasio. Para esto ofrecen una cama que se transforma en un lugar para entrenar completamente funcional, con pesas y mancuernas.

PIVOT Fitness

El espacio que ocupa la cama gimnasio es muy pequeño. Para usarlo solo es necesario levantar la cama contra la pared, bloquearla de manera que quede en posición vertical y empezar las rutinas de ejercicio. Nada más fácil que eso. Lo bueno es que la cama viene totalmente equipada con barra de dominadas, una barra de inmersión y espacio para guardar otros equipos. Incluso, un espacio para poder colgar tu tablet y así poder ver las rutinas de entrenamiento.

PIVOT Fitness

Para uno de los fundadores de PIVOT Fitness, Colin Montgomery, la cama gimnasio nace por una necesidad a la que él mismo se vio enfrentado. “No parecía importar qué equipo de ejercicio compraba, nunca lo usaba (…) No tenía espacio, por lo que el equipo estaba escondido en varias habitaciones y me tomó una eternidad configurarlo para hacer un entrenamiento rápido“, dijo a LadBible.

PIVOT Fitness

Ahí fue cuando tuvo la idea de crear un prototipo que luego se transformaría en la cama PIVOT, lo que para él significó que no tuvo que “renunciar a ese dormitorio“. “El espacio en muchos hogares de Reino Unido es escaso y, a menudo, se dice que es el mayor obstáculo para hacer ejercicio en casa“, agrega Montgomery. 

PIVOT Fitness

El producto se consigue a través de la página Kickstarter, en donde la compañía pide $200 mil euros para patrocinar el producto, y para los que entreguen $750 euros o más podrán llevarse la cama inmediatamente.

Ahora, para quienes les cueste ir al gimnasio tendrán uno en su propia habitación.

Puede interesarte