Por Leonardo Granadillo
25 junio, 2019

¡Brillante! Ya no tienes que andar embarrándola por doquier cuando el deber llame 💩

Hacer del dos es uno de los desagradables placeres de la vida, no nos encanta tener ganas de ir al baño (menos cuando se trata del segundo) pero sentimos un enorme alivio cuando desechamos eso de nuestro cuerpo.

Lo peor es que las ganas no siempre son demasiado oportunas, lejos de casa, sin baños cerca, recién saliendo de tu domicilio, la verdad nunca se aproximan en un momento propicio.

Para todos esos que hemos sufrido los embates poco considerados de nuestras esfínteres, te tenemos la solución: un baño plegable, privado y portátil, quizá sea un poco complicado cuidar la higiene del artículo (siempre tienes que apuntar bien, no valen los estuve cerca) parece caído del cielo para solventar nuestros problemas.

InstaPrivy

Y para ello, te dejamos a este hombre que probablemente tiene o es familia de gente con incontinencia del 1 y el 2, razones que lo pueden haber motivado a crear este invento del que poco se sabe:

Ok, cuando lo tengas notarás que todo está en un bolso, una bolsa plástica, un asiento, una palita, papel para limpiarse, y el protector (para que nadie te vea), te viene como así:

InstaPrivy

Ahora se arma por pasos, si bien el video te dirá, me gusta dejar las cosas claras:

1. Abre todo poniendo su sillita en el suelo así:

InstaPrivy

2. Después le pone la bolsa y le debe quedar así:

InstaPrivy

3. Posteriormente, se pone el protector el cual se sostendrá con su cabeza mientras usted este sentado:

InstaPrivy

4. Debe quedar así:

InstaPrivy

¡Listo! Deje su regalito en la bolsa, la bota en un lugar propicio para ello y guarda todo nuevamente. Como le dije, apunte bien porque sino el bolso no quedará oliendo a flores.

Acá el video con el ejemplo:

 

Puede interesarte