Por Catalina Maldonado
11 noviembre, 2021

“No la estoy forzando”, es lo que Jade Brogden explica cuando la acusan de obligar a su hija a participar en certámenes. Para sus seguidores, es muy pequeña para usar vestidos cortos y presumirla en eventos.

Si bien los concursos de belleza tuvieron su momento de oro, donde todo el mundo estaba al pendiente de ellos y aplaudían la belleza femenina. Lo cierto es que a medida que pasan los años, estos han perdido cierta credibilidad y también han sido criticados por sexualizar a las mujeres. Algo que claramente se acentúa cuando se trata de certámenes para niñas.

Esos comentarios ha recibido Jade Brodgen, una madre de 25 años proveniente de Inglaterra, quien lleva a su hija de 5 años al menos tres veces al mes a competir en concursos de belleza. Para la madre, esto es un motivo de orgullo pese a las críticas que le han llovido por esto. 

Facebook Layla-Rose Petite Miss Diamond West Yorkshire

La madre de tres, comparte constantemente fotos de las producciones y evidencias de la participación de la pequeña Layla-Rose en concursos, pero lejos de aplaudirla por su labor, ha llamado la atención por promover este concepto erróneo de belleza.

A través de redes sociales, Jade asegura que recibe muchos mensajes ofensivos que dicen que está “sexualizando” a su hija, vistiéndola con trajes cortos y presumiéndola con solo cinco años. Sin embargo, la madre acusa que “esto solo mejora las cosas para su pequeña”. 

Facebook Layla-Rose Petite Miss Diamond West Yorkshire

“A Layla-Rose le encanta, quiere hacerlo. No la estoy forzando. Los concursos realmente han superado su confianza y son un impacto positivo en su vida, especialmente en la escuela“, asegura Jade sobre los certámenes.

Además, Jade asegura que estos concursos en Inglaterra no tienen nada que ver a los de Estados Unidos, por ejemplo. En su caso, las niñas no se maquillan más que con un poco de brillo labial y máscara de pestañas, y tampoco se aplican autobronceante. Además, estos certámenes no solo se miden por lo estético, si no también por personalidad, un factor muy importante para ellos.

Facebook Layla-Rose Petite Miss Diamond West Yorkshire

Sin embargo, pese a que no se exponen a las pequeñas de esta forma, Jade contrató sesiones de entrenamiento, para que su hija practique todos sus movimientos para lograr la excelencia. “Sé que puede hacerlo perfectamente”, asegura. 

Facebook Layla-Rose Petite Miss Diamond West Yorkshire

Actualmente Layla-Rose lleva siete meses compitiendo, en los que ha alcanzado más de 50 medallas, cinturones y coronas, demostrando que la competitividad y la superación son parte de su personalidad.

¡Su madre la apoya en todo!

Puede interesarte