Por Luis Aranguren
1 marzo, 2021

Aunque no mostraba nada, fue acusada de robar la atención de los hombres de su salón por lo que su profesora la sacó de clases.

Es increíble la forma en la que la ropa influye en la educación, no nos referimos exactamente al proceso educativo sino a las normas establecidas para los centros educativos. La cuestión es cuando por una forma de vestir se pierde la posibilidad de adquirir conocimientos porque devuelven al estudiante a casa.

Así le ocurrió a una joven de 17 años en British Columbia, Canadá, quien fue acusada de generar incomodidad por su maestra de generar incomodidad a ella y a otros alumnos por su vestido.

TikTok / Christopher Wilson 81

Aunado a esto, fue enviada a casa de forma abrupta tras ser enviada a la dirección del colegio en el que estudia. Esto no le pareció a su padre, quien la defendió al ver que su pequeña usaba un vestido que apenas quedaba por encima de las rodillas además de una franela larga que le cubría los brazos y el cuello.

“A Karis se le dijo que posiblemente podría hacer que los estudiantes se sintieran incómodos y podría hacer que su maestra de aula se sintiera incómoda también, ya que le recordaba a un atuendo de lencería. En realidad, es un atuendo muy modesto cuando lo miras… Creo que los comentarios iniciales se basaron en el hecho de que tenía encaje”.

–Christopher Wilson, padre de la alumna afectada dijo a CBC

A través de Facebook este preocupado padre dio a conocer la situación, le molestó ver que su hija se sintió tan incómoda por una opinión y que le negaran la posibilidad de recibir sus clases. Tras preguntarle cómo quieren manejarlo, la joven de nombre Karis solo dijo que no quería que nadie pasara por una situación parecida.

TikTok / Christopher Wilson 81

Por suerte los estudiantes de su colegio también la apoyaron con el hashtag #I’mwithKaris, e hicieron una pequeña huelga y han generado una buena reacción por parte del director y subdirector de esa escuela.

Por esto Christopher Wilson decidió borrar el video en el que se quejaba a través de Facebook, el cual creó un gran revuelo en las redes. Muchos observaron con preocupación las quejas de este hombre, no aceptaban que su hija fuese juzgada por cómo viste en pleno 2021.

Esperemos que en verdad nadie pase por eso nuevamente, además de que el vestido de la adolescente no era revelador, no imaginamos lo difícil que fue lidiar con que la sacaran del salón por esto.

Puede interesarte