Por Lucas Rodríguez
4 enero, 2019

Marcando tendencia.

Uno creería que una firma de moda tan grande y con tanta historia como Louis Vuitton no se dejaría sorprender con facilidad. Se requiere una mezcla de elementos nunca antes vista, algo así como Kate Moss vestida con la piel de un helicóptero, o algo de ese nivel de extraño. 

Pero también resulta que a veces la clave se encuentra en lo simple. O bueno, en lo un poco más simple que una supermodelo británica y una aeronave. A veces es suficiente con un corte de pelo único, como el de este joven de Ohio, que decidió llevar su fanatismo por la marca hacia otros niveles. 

@magnusjuliano

El autor de esta maravilla es Magnus Juliano, un diseñador gráfico de 27 años procedente de Columbus, Ohio. Dejando de lado cualquier duda sobre su afición hacia Louis Vuitton, Juliano fabricó una serie de logos plásticos de la marca, los que amarró a sus trenzas. El resultado es tan colorido como fascinante, especialmente si se tiene en cuenta la variedad: los logos que Juliano utilizó son tanto la famosa «LV» de la marca, como los diseños florales que tantas veces han servido para reconocerla. 

@magnusjuliano

Las fotos del nuevo estilo de Juliano fueron difundidas para el año nuevo, causando una explosión de admiración en los usuarios de Instagram. Muchos celebraron la creatividad del diseñador gráfico, aduciendo que era un talento natural para la creación de estilos novedosos y llamativos.

Juliano acompañó sus fotos con un mensaje dirigido al director artístico para la sección de hombres de Louis Vuitton, Virgil Abloh:

«Oye @virgilabloh, ¿qué tal si me dan una pasantía? ¡Tengo algunas ideas!»

–Magnus Juliano, en Instagram

@magnusjuliano

Otro usuarios notaron el comentario de Magnus Juliano, apoyando su cruzada por conseguir la prestigiosa entrada a Louis Vuitton. Incluso algunas publicaciones famosas se sumaron a la campaña, poniendo a Juliano con su diseño en portada de artículos dedicados íntegramente a su brillante idea

No sé qué crean ustedes, pero aparecer en un artículo de Vogue no debe ser fácil. Yo al menos aun no lo he logrado.

Puede interesarte