Por Antonio Rosselot
19 marzo, 2021

Sarah-Jo Baskin contó en redes que casi pierde su vida y la de su bebé en su último parto, por lo que decidió ligar sus trompas para no pasar nuevamente por esa situación. Pero el médico que la trató se negó rotundamente, diciendo que “es mejor que se decida entre hombre y mujer” y que “rechazaba que una mujer tomara esa decisión”.

Por mucho que hayamos tratado de combatirlo en los últimos años —y hayamos avanzado grandes pasos en su erradicación completa—, el sexismo en contra de las mujeres sigue muy presente en nuestro día a día, sobre todo en temas de salud. 

Dicho esto, Sarah-Jo Baskin, usuaria de TikTok, acudió a la red social para comentar cuál había sido la experiencia o el comentario más sexista que habían recibido por parte de algún hombre. Y lo que narró ella es de una humillación tremenda, ya que le denegaron un tratamiento sobre su propio cuerpo.

TikTok: @bfeedingmomma

Resulta que Sarah-Jo tuvo a su segundo hijo con 27 años, en un parto muy complicado que la puso tanto a ella como a su hijo en un grave peligro. Por lo mismo, después de que pasara todo el vendaval, decidió que no quería tener más hijos.

“Acababa de tener a mi segundo hijo y justamente estaba hablando con el doctor sobre ligarme las trompas de falopio, porque en ese punto ya no quería más bebés. El parto y la previa casi nos matan a mi hijo y a mí, así que fue: ‘No, no quiero más'”.

—Sarah-Jo Baskin en TikTok

La ligadura de las trompas de falopio es un método permanente de control de natalidad; es decir, a menos que suceda algo excepcional, la mujer no podrá embarazarse nuevamente.

Y claro, era lógico que ella pensara en el tratamiento si estuvo a punto de no contarla dos veces en su parto anterior, pero el médico al que le solicitó la ligadura no opinaba lo mismo y se negó a hacerle el procedimiento.

Mayo Clinic

Tal como ella misma narra en el video, el doctor rechazó hacer la ligadura porque Sarah-Jo no estaba casada, opinando que “ella no debía tomar esa decisión sola” y que “es mejor que un hombre y una mujer tomen esa decisión juntos”.

Sin poder creerlo, Sarah-Jo contraatacó y le preguntó qué importaba que no estuviese casada, diciéndole que ese era su cuerpo y que quería que le ligaran las trompas. Pero de acuerdo a su relato, el doctor le habría dicho: “No te voy a ligar las trompas, no estoy de acuerdo con que las mujeres tomen esa decisión”.

TikTok: @bfeedingmomma

Como era de esperarse, los comentaristas de TikTok pusieron el grito en el cielo, cuestionando si el doctor hubiese hecho lo mismo en caso de que un hombre le pidiera una vasectomía. Otros, en tanto, esperaban que Sarah-Jo hubiese denunciado al médico ante las autoridades del hospital por su falta de respeto.

Y es que justamente es eso, una falta de respeto. La mujer debe poder decidir sobre su cuerpo y, en este caso, Sarah-Jo tomó la determinación porque no quería volver a sufrir en un parto. Aún así, no respetaron su voluntad; tiene todo el derecho a estar furiosa y sentirse impotente al respecto.

Puede interesarte