Por Camilo Fernández
23 noviembre, 2018

Simplemente tarda mucho en secarse. Esa es su excusa.

Si eres de esas que les da miedo cortarse solo las “puntas” por las devastadoras consecuencias que solo tú vas a notar, puedes seguir el ejemplo de Frankie Cluney, de 32 años. Hace 14 años que no lo toca, alcanzando casi dos metros de largo. 

Gran parte de su secreto es no lavarlo. Lleva 20 años sin hacerlo, ya que lo odia. Solo lo cepilla.

Instagram @floorlengthfrankie

Al contrario de lo que uno podía pasar, Frankie dice que el mantenimiento de su cabellera no es difícil y solo le toma 30 minutos en desenredarlo por completo.

 “La gente piensa que debe tomar mucho tiempo, pero no uso ningún producto, así que no. Todo lo que realmente hago es peinarlo y ni siquiera lo hago todos los días”, dijo al Daily Mail.

Instagram @floorlengthfrankie

“Cuando tenía 13, mi cabello probablemente estaba a la altura de la cintura y ya en ese momento era muy pesado, era muy grueso y nunca disfruté lavándolo porque era difícil sacar todo el producto con la ducha y simplemente tarda mucho en secarse”, añadió.

Instagram @floorlengthfrankie

La idea de nunca más cortárselo nació a los 18, cundo tuvo un accidente con las tijeras. “Cuando estaba en la escuela un día, mis amigos y yo estábamos jugando con unas tijeras. Me corté un gran trozo de cabello y mi madre se horrorizó cuando llegué a casa. Así que eso es lo más corto que lo he tenido y desde entonces se ha ido haciendo más largo”, relató.

Instagram @floorlengthfrankie

Gracias a su pelo, hoy trabaja como modelo para dibujantes. “El cabello crea estos interesantes puntos focales naturales alrededor de la figura”, explicó. “Tengo muchas ideas de cómo inspirar ciertas fotos o obras de arte y hago videos usándolas” añadió.

Puede interesarte