Por Lucas Rodríguez
3 diciembre, 2019

Los pepinillos están apareciendo por todos lados. Qué mejor que invitarlos a nuestros labios partidos y solitarios.

La devoción que las personas somos capaces de generar por algunos alimentos es algo de difícil comparación con otros aspectos de la vida moderna. Quizás solo la identificación que alguna personas logran con sus mascotas se puede comparar con la manera en que algunos convierten su vida en una adoración constante de los productos que necesitamos para darnos nuestros nutrientes y energía diarios. Cuando en el pasado nuestros ancestros tenían que contentarse con la comida que podían encontrar, hoy tenemos tantas opciones que algunas personas dedican las horas libres que les quedan a perfeccionar su relación con una fruta, una hamburguesa o la más reciente de las tendencias veganas. 

Uno de los que compite por la corona de el alimento más popular de todos, tienen que ser los pepinillos. Su diseño, una pequeña verdura crujiente y que por alguna razón siempre parece estar fresca, lo vuelve de fácil acceso. Su sabor amargo, salado y complejo, le da la otra parte: un placer sofisticado, para paladares que ya se aburrieron de la eterna lucha entre lo salado y lo dulce.

Pixabay

La pasión por los pepinillos ha llevado al mercado a ofrecer todo tipo de productos en torno a ellos. Muchos de ellos ya ni siquiera son comestibles, como es el caso de este nuevo protector de labios con sabor a pepinillos. Es cierto, puede que los pepinillos sea algo que pensamos más en consumir a solas, en esos momentos que no deseamos que nadie se nos acerque. Por eso es que este protector de labios es para los verdaderos amantes de los pepinillos. Esos que no importa qué esté ocurriendo o dónde, sentirán la necesidad del sabor a su alimento favorito. 

BluePoppyBath

Disponibles gracias a BluePoppyBath, este protector labial viene con todo el amargor y sabor salado que apreciamos, junto con todas las características saludables de los protectores labiales normales. En otras palabras, no le falta nada que nos podamos imaginar… quizás una manera de viajar a la luna, pero eso ya es pedir demasiado.

Pixabay

Para disfrutar este producto, recuerda que también puedes adquirir el jugo de pepinillos y los helados de pepinillos. Si te esfuerzas, puedes convertir toda tu vida en un reino dedicado solamente a la adoración de los tomates… quiero decir, pepinillos. Como van las cosas en torno al mundo de los alimentos en frascos de vidrio, no nos parece raro que muy pronto sea hora de elegir al rey la reina de los pepinillos.

Puede interesarte