Por Luis Aranguren
24 mayo, 2019

Un despliegue de telas, texturas y colores que te llevarán de viaje dentro de esta gran aventura.🧕

Sin duda uno de los clásicos de Disney que ha formado parte esencial de nuestra infancia y nos ha enseñado que soñando podemos alcanzar nuestras metas. Ahora es momento de volverla a hacer para que los más pequeños de esta época también la disfruten, pero no será animada sino un Live Action con el que no se ha escatimado en ningún aspecto para que podemos revivir esas magníficas experiencias.

Desde una banda sonora excepcional que va de la mano del compositor Alan Menken, ganador de 8 premios Óscar, esta historia esta historia está inspirada en una mezcla entre la cultura árabe e hindú, por lo que el vestuario no podía ser menos exigente. Fue así como se colocó en manos de Michael Wilkinson el diseño de todos los vestidos y a través del uso de muchos colores, despliegue de telas y texturas realmente se te hará imposible no fijarte, pues viajó a varios países de Oriente y Asia en la búsqueda de todas las piezas que le hacían falta para poder acercarse a la perfección.

Wilkinson ya tiene experiencia en los diseños de vestuarios para película y fue también nominado al Óscar en ocasiones anteriores por la ropa del elenco de «La gran estafa americana», y desde el inicio de la pre-producción de Aladdin, ha estado con el equipo para escoger muy bien la temática y el vestuario.

Walt Disney Pictures

La princesa Jasmine, interpretada por Naomi Scott, tiene un vestuario imponente con estampados y florales arabescos. Los nueve vestidos que utilizará la princesa durante la película están cargados de color como por ejemplo el magenta y naranja, que resalta mucho y el peculiar turquesa, lo que da sentido a la trama pues Jasmine quiere huir de todos esos lujos que considera innecesarios y acercarse a la población.

Walt Disney Pictures

“(Jasmine) Tiene todos los vestidos con los que podría soñar, pero en realidad la protagonista lo que quiere es salir de palacio y ver a la gente»

-Naomi Scott

Walt Disney Pictures

Aladdin no se queda atrás, pues su cambio radical de «joven humilde» a un «príncipe majestuoso» fue muy notorio al comenzar con «harapos» que básicamente cubrían del sol su piel y pasó a una elegante túnica blanca, con detalles dorados que lo hacen realmente digno de la realeza y que va muy bien con su tono de piel.

Walt Disney Pictures

Para la película se crearon más de 200 trajes desde cero, pues las escenas que tenían planos cerrados lo requerían para que todos los vestuarios fueran únicos y originales.

Walt Disney Pictures

Por último pero no menos importante tenemos al «genio», representado por Will Smith, al que Wilkinson debió dedicarle algo de tiempo extra pues su imagen sería editada por computadora, pero no se alejó mucho de lo común y optó por un traje azul que para coincidir con la personalidad caprichosa del genio durante cada aparición tiene cambios. Un vestuario que sin duda se ajusta a su personalidad.

Walt Disney Pictures

Una película que sin duda no ha dejado pasar ningún detalle por alto y que promete ser el mejor Live Action visto hasta ahora. Ya está en las salas de cines así que deberías ir a verla si aún no lo haces.

Puede interesarte