Por Florencia Lara
13 mayo, 2022

La abuelita de Luiza no iba a asistir a la ceremonia de casamiento de su nieta debido a que su avanzada enfermedad no se lo permitía. Pero, emocionó a todos los invitados al aparecer por el pasillo para sorprender a la novia en su día.

Uno de los días más importantes en la vida de una pareja, es el día de su boda. Es la ocasión perfecta para reunir a toda la familia y seres queridos para celebrar en conjunto el amor, la amistad y el compañerismo. Eso quería Luiza cuando diera el gran “sí” en el altar, pero por desgracia, solo faltaba su abuela para que su momento fuese perfecto.

Instagram: @biafaelfotografia

Luiza Pinheiro estaba emocionada desde que Nico, su novio, le había pedido su mano en matrimonio. Ella tenía su día planeado y sabía que sería la boda perfecta. Lamentablemente, una semana antes del gran evento, le avisaron que su querida abuela no podría asistir, ya que el avanzado Alzheimer que padece, le impedía salir de su casa.

Desilusionada por la situación, Luiza continuó con los preparativos de su ceremonia. Todo debía salir al pie de la letra. Pero, cuando el gran día llegó, algo salió no como estaba planeado por la novia.

Instagram: @biafaelfotografia

Cuando el párroco preguntó a Nico por las argollas, él se dio cuenta que no estaban en sus bolsillos y que simplemente las había olvidado en algún lugar. Luiza pensó que era un momento bochornoso delante de sus invitados. Pero, en realidad todo era parte de un plan para darle una gran sorpresa a la novia.

Al mirar al final del pasillo, Luiza vio a su abuela con Alzheimer entrando a la ceremonia en su silla de ruedas, y en sus manos portando las argollas de matrimonio para entregárselas a los novios. Todo había sido una sorpresa preparada por Nico, para que su futura esposa fuese feliz.

Instagram: @biafaelfotografia

Luiza, sin creer lo que veía, rompió inmediatamente en llanto al ver a su adorada abuelita, y cumplir su sueño de estar con todos sus seres queridos en el día más feliz de su vida.

El hermoso momento fue relatado por Rafael y Bia, fotógrafos de la boda de Nico y Luiza. Los profesionales compartieron por Instagram, el registro del momento exacto cuando la abuela de la novia entró al altar, emocionando a todos los presentes.

Sin duda, la boda que alguna vez soñó Luiza, no se compara con la que realmente tuvo al final. Un momento único que jamás borrará de su memoria.

 

 

Puede interesarte