Por Luis Aranguren
26 julio, 2019

Su creadora está comprometida con el medio ambiente y todo lo que se vende dentro es donado por el pueblo. Las 3 “R” en todo su esplendor.

Cada vez son más las iniciativas que buscan crear un gran aporte al mundo y al ambiente, hacer que todos tengan un estilo de vida sostenible es la meta. También lidiamos con las “crisis del mundo moderno” y el consumismo es algo prácticamente indetenible, ¿pero si unimos ambas cosas?, ¿qué podría pasar?

ReTuna

Esta respuesta es fácil y Anna Bergström dio una solución perfecta, ella creó el primer centro comercial del mundo completamente comprometido con la conservación del planeta. En este centro comercial todo lo que se vende es reutilizado, reciclado o de segunda mano.

ReTuna

Además de esto los espacios son acondicionados con materiales del mismo origen: sillas, parques de juegos, lámparas y demás.

ReTuna

La comida que venden es completamente libre de conservantes, esto genera un apoyo al sector agropecuario del país. Fue así como esta visionaria hizo de una pequeña ciudad de Suecia el “paraíso del reciclaje”, un lugar que hace algún tiempo pasaba por problemas económicos pero este lugar ha servido para atraer turistas.

“Queremos demostrar que es posible salvar el planeta y de paso, ganar dinero. En este centro comercial los visitantes pueden comprar lo que quieran y a la vez tener conciencia ecológica”.

-Anna Bergström

ReTuna/ Anna Bergström

Lo mejor de esta iniciativa es que toda la ciudad se ha inspirado y ahora implementa todo tipo de medidas proambientales, desde el transporte público hasta los ciudadanos se encargan de hacer su ciudad sustentable.

ReTuna

Una situación bien curiosa es que en aquel lugar recóndito, las personas han aprendido a desprenderse de lo que no necesitan. Ahora todos revisan sus armarios y cuando ven que algo no les es de utilidad, pero sí para alguien más lo donan a este centro comercial.

ReTuna

ReTuna se ha hecho un lugar de inspiración para otros lugares del país e inclusive del mundo quienes valoran la grandiosa idea de Bergström y así evitar el problema de basura, consumo y fabricación excesiva de productos.

Puede interesarte