Por Pamela Silva
19 febrero, 2019

“Según la tabla de tallas, debería quedaría bien este vestido. No lo hizo. No pude pasarlo bajo mis tetas”, dice Michaela. ¿Y a quién no le ha pasado? 😂

Comprar por Internet no es sencillo, ni seguro. Es muy posible que a todos nos ha pasado que hemos encontrado cosas que creemos maravillosas, las encargamos y cuando llegan a nuestra posesión no resultan ser nada parecido a lo que aparentaban en la página web.

Por eso, suelo comprar cosas que es complicado no me sirvan o sean un engaño por internet, como libros o figuras. La ropa sobre todo, siempre es demasiado arriesgado.

Michaela Smith de Nueva Zelanda lo descubrió de forma brusca. Navegando por internet creyó encontrar el vestido de sus sueños, así que lo encargó, pero cuando llegó a su casa pasó esto:

Michaela Smith

Y eso que Michaela había tomado todas las precauciones posibles antes de decidir comprar el vestido: había mirado la planilla de tallas y se había medido ella misma.

“Según la tabla de tallas, debería quedaría bien este vestido. No lo hizo. No pude pasarlo bajo mis tetas”.

-Michaela Smith.

Y aunque para muchos habría sido el momento más frustraste posible, sobre todo siendo algo que anhelaba con tanta pasión, Michaela decidió tomarse las cosas con humor.

Michaela Smith

Así se tomó una foto y decidió venderlo: “necesito sacar este vestido de mi vida”, decía.

‘Le pedí a mi hijo que tomara una foto para enviar a mi hermana. Mi hermana subió la foto a Reddit. El internet se volvió loco. Me etiquetaron en cuatro mil millones de publicaciones de Facebook con títulos como” cuando las compras en línea salen mal.

Estaba mortificada. Ni siquiera era una buena foto de mí. No tenía maquillaje. No me había afeitado las piernas”.

-Michaela Smith.

Y aunque la acusaron de haber cortado el vestido, al ver la foto que subió de el colgado es obvio que no es nada similar a lo que anunciaban y nada tiene que ver la figura de la modelo.

Michaela Smith

Es solo otro caso lamentable de que las cosas que uno ve por internet muchas veces no son como uno piensa.

Pero bueno, ¿a quién no le ha pasado esto?

Puede interesarte