Por Camilo Fernández
23 julio, 2018

Bajó 12 kilos en 16 semanas. Los profesionales también se equivocan.

Después de viajar cinco años alrededor del mundo, la personal trainer Nalisha Patel regresó a casa no solo con hermosos recuerdos, sino que también con 16 kilos de más. De 54, pasó a pesar 70 kilos. Todo por salirse de su usual rutina de ejercicios.

Uno supondría que siendo entrenadora, no le costaría nada bajar el sobrepeso que consideraba ella. Prácticamente, a eso es lo que se dedicaba. Para eso era buena. 

Nalisha Patel

Sin embargo, ninguno de sus trucos surtió efectos cuando regresó a Nueva Zelanda en 2016. Si a la experta en ejercicios no le funcionan sus propias reglas, qué queda por hacer. Pues, lo prohibido. 

Nalisha comenzó a hacer todo lo que ella jamás hubiese recomendado a sus clientes. Inició a saltarse el desayuno y se alimentaba como máximo con 3 comidas, y no con las cinco pequeñas que siempre recetaba.

Nalisha Patel

Así, haciendo todo lo contrario a lo que se aconseja, la mujer logró recuperar un peso de 57 kilos. 

Esto es lo que le hubiera dicho a sus clientes si hubieran subido de peso: limitar el azúcar y la comida chatarra, la única excepción son los sábados, 5 comidas al día y snacks de manzanas o galletas con salmón.

Súmale caminar todos los días y ejercitarse 3 veces a la semana con bandas de resistencias y ejercicios relacionado al peso del cuerpo.

Nalisha Patel

Todo esto, a ella, no le funcionó.

El gran desafío para ella es que esto lo tenía que hacer mientras viajaba por distintos países, algo casi imposible de cumplir. “Fue como ir de vacaciones regularmente. Todas las ‘reglas’ estaban apagadas. Mi día de trampas se convirtió en una semana de trampas, especialmente al aterrizar en un nuevo país”.

Nalisha Patel

“Me salté el desayuno de tres a cinco veces a la semana para aumentar el tiempo de ayuno hasta las 10 am”, dijo según consigna el Daily Mail, “aunque siempre defendí a los clientes que el desayuno es la comida más importante del día”.

Nalisha Patel

“Empecé a usar un monitor de azúcar en la sangre y probé los niveles de azúcar en la sangre para rastrear qué alimentos no me satisfacían”, agregó Nalisha, y explicó: “Mis clientes solo se centraron en la dieta, el ejercicio y los hábitos básicos de vida”, mientras que ella descubrió que cuando tenía sobrepeso estaba en la frontera a la pre-diabetes. 

En lugar de seguir la misma combinación semanal de tres sesiones de entrenamiento con pesas, tres sesiones de golpe y cinco sesiones de cardio de menor intensidad, como caminar, que ella había recomendado a sus clientes, Nalisha comenzó a rebotar en un mini trampolín para aumentar el drenaje linfático, utilizando una rutina de HIIT, y solo hizo entrenamiento con pesas un máximo de dos veces por semana. 

Nalisha Patel

“Trabajé en mi salud mental, lo que afectó mi estado de ánimo y mi felicidad, lo cual tuvo un gran efecto en mi sueño y, a la vez, en mi peso”.

El viaje de Nalisha junto a su esposo empezó en 2011, regresaron dos años y medio después, y en 2014 salieron de nuevo para recorrer Estados Unidos y Europa. Lo que más disfrutaban era experimentar los supermercados de cada país. 

Me sentía gorda y muy decepcionada de mí mismo. Como entrenadora personal, literalmente me sentí tan avergonzada por haber ganado peso. Realmente hizo mella en mi autoestima generalmente muy alta”.

Nalisha Patel

De regresó en Nueva Zelanda, Nalisha pasó a comer sano y ejercitarse, además de investigar mucho sobre el la pérdida de peso y crear un mejor cuerpo. Con tantos consejos contradictorios, terminó ganando 4 kilos en 2017, 

Finalmente, con cambios enfocados en el límite de su pre-diabetes y técnicas para aliviar el estrés, terminó por bajar 12 kilos en 16 semanas. 

Puede interesarte