Por Antonio Rosselot
10 septiembre, 2019

La artista Elisabeth Buecher inventó esta cortina para concientizar a las personas sobre su excesivo consumo de agua, el recurso natural más importante de todos.

Vengo a decirles una verdad incómoda: todos estamos contribuyendo a la sequía generalizada de agua en el mundo con nuestras duchas. Sí, no se hagan los locos o locas, a todos nos gusta darnos duchas de 10 minutos y relajarnos un buen rato bajo el chorro de agua caliente… sobre todo en esas mañanas en que despertamos sin ganas de vivir.

Pero hace un tiempo, la diseñadora y artista Elisabeth Buecher dio con una solución que responde al concepto de «aprender a palos». Buecher diseñó una cortina de baño que te avisa cuando cumples cuatro minutos en la ducha; el tema es que lo hace de una manera algo invasiva.

Elisabeth Buecher

Spiky es la primera cortina de baño inteligente para reducir el consumo de agua. ¿Cómo funciona? La cortina tiene unas «espinas» de plástico incorporadas, que van conectadas a un inflador: cuando se cumplen los 4 minutos, un sensor ubicado en el grifo hace que las espinas se inflen inmediatamente.

Uno queda tan incómodo, que se ve obligado a salirse de la ducha.

Elisabeth Buecher
Elisabeth Buecher

Sí, la verdad es que uno podría tardar en acostumbrarse a este sistema ya que no hay nada más desagradable que te interrumpan una ducha, pero a la vez es una manera muy efectiva para concientizar al público sobre el derroche del agua.

Elisabeth Buecher

Buecher creó este modelo para la Feria de Muebles de Milán de hace algunos años, y como es un prototipo, no fue puesto a la venta. Pero sí cumple con su función principal: hacer ver a las personas que su consumo de agua es excesivo y que todos debemos contribuir a cuidar nuestro recurso natural más importante.

Puede interesarte