Por Luis Aranguren
7 octubre, 2020

Su arte es conocido como “reborn” o “renacimiento”, y es que toma los muñecos de silicona comunes y los transforma en reales.

Seguro que en algún momento de tu infancia viste o tuviste alguno de esos muñecos de silicona que venían acompañado de un coche. Muy tiernos, ¿verdad? Pues no has conocido a los de Susan Gibbs, una artista de Canadá de 49 años que se dedica a pintar estos muñecos para que parezcan muy reales.

Desde 2010 se ha dedicado a su estilo de arte, algo que la hace sentir tan feliz que inclusive se compara con una “mamá orgullosa” cada vez que termina un trabajo.

Instagram / dizondesigns.and.dollworks

Estos muñecos ella los suele hacer por pedidos, pero hay 3 trabajos que ha decidido conservar para su colección personal pues significan algo para ella. Aseguró a Jam Press que desde niña siempre amó los muñecos de bebé, pero también deseaba que parecieran más reales.

Resulta que en 2009 compró unas muñecas con ese estilo, pero eran muy caras por lo que decidió hacerlas por ella misma.

“Primero, solo los estaba haciendo para mi familia y para mí. Luego despegó, especialmente cuando hice el cambio a muñecas de silicona. Ahora enseño en todo el mundo cómo pintar muñecos”.

–Susan Gibbs a Jam Press–

Instagram / dizondesigns.and.dollworks

Hasta un mes entero le puede dedicar Susan a cada bebé, son capas y capas de pintura las que gasta para lograr una sensación visual de que la piel es real. Con respecto al cabello, inserta cada folículo, lo que le puede llevar hasta 30 horas.

“Cada muñeca que intento hacer es mejor que la anterior, cuando hago mi clase en línea, termino de pintar una muñeca en cinco días, pero en promedio, hago uno o dos recién nacidos al mes. No acepto pedidos personalizados. Vendo lo que finalizo”.

–Susan Gibbs a Jam Press–

Su negocio se ha hecho tan popular en Instagram que recibe miles de mensajes a diarios, tantos que no puede seguir el ritmo. Es por eso que una vez terminado cada trabajo, lo publica y coloca a la venta.

Instagram / dizondesigns.and.dollworks

Cada muñeco de estos hechos por Susan vienen acompañados de un moisés, una variedad de ropa e inclusive un juguete de peluche.

Ella asegura que les da a sus clientes una experiencia de bebé de juguete completa, tanto que adoran sus trabajos. Inclusive algunos de sus trabajos son utilizados para terapia en hogares de ancianos.

Instagram / dizondesigns.and.dollworks

Sus diseños son útiles para sentirnos más cerca de lo que quiere representar un muñeco de estos, es lo más cerca que estaremos de un bebé de verdad pero sin todas las responsabilidades, hechos para jugar.

Puede interesarte