Por Luis Aranguren
6 agosto, 2020

Fue al médico y supo que su estilo de vida debía cambiar. No solo tener un bebé sería complicado, sino también hacer las actividades de cada día.

La obesidad es un problema que afecta a gran parte de la población mundial, la cuestión complicada de esto es que puede provocar muchas afecciones. Es impresionante de qué forma el exceso de grasa afecta el sistema circulatorio, digestivo e inclusive nervioso.

Pues una mujer australiana que sufría esta enfermedad decidió cambiar su cuerpo y salud drásticamente, por supuesto para mejorarla.

Ella es Elida Elizabeth Dreyer quien desde joven ha sufrido obesidad, llegando al punto de que se convirtió en un cuerpo mórbido. Por si fuese poco, tenía síndrome de ovario poliquístico, resistencia a la insulina y algunos problemas de autoestima.

Instagram / Half of Alida

A sus 23 años de edad supo que debía cambiar, que era su trabajo controlar su peso y aunque fuese difícil no se rendiría.

Desde los 12 años de edad sufrió depresión por su peso, su dieta podría incluir hasta 5 mil calorías diarias y para la actividad física estaba en su vida. Su punto máximo de peso fue de 145 kilogramos a una edad tan temprana, pero un día quiso tener un bebé con su novio y todo cambió.

Instagram / Half of Alida

Tras ir al médico y visitar clínicas de fertilidad, el doctor le advirtió que su peso y otras afecciones causadas por su estado le dificultaban quedar embarazada.

Desde ese momento realizó un cambio radical, una fuerte dieta y una rutina de ejercicios que al comienzo era difícil pero que con el tiempo se pudo ir acostumbrando. Para poder ayudarse un poco más, se realizó una manga gástrica en marzo de 2017 con la finalidad de controlar las porciones que comía, comentó a Lad Bible.

Instagram / Half of Alida

Fue de ese modo como logró alcanzar su peso ideal, de 145 kilogramos ahora pesa tan solo 68, una diferencia bastante grande pero sobre todo saludable.

Alida ha decidido hacer de su historia una fuente de inspiración, por eso a través de su Instagram Half of Alida comparte su vida y motiva a todos a seguir. Comenzar no fue fácil, pero fue el primer paso para una vida mejor y más activa.

Instagram / Half of Alida

Si bien acepta haberse sometido a algunas operaciones estéticas para mejorar su figura, lo ha hecho después del fuerte trabajo deportivo y de alimentación. Sabemos que la piel no se recoge tras haberse estirado, por ese motivo ha tenido que hacerlas.

Instagram / Half of Alida

Lo que es innegable es su esfuerzo, hizo todo lo que tuvo a su alcance para alcanzar su peso ideal, un proceso que no es fácil pero ya nos demostró que tampoco imposible.

Puede interesarte