Por Carla Cappello
3 noviembre, 2017

¡Ten cuidado!

Si creías que lo sabías todo, probablemente estabas equivocada. Hay pequeños detalles que debemos tener en cuenta a la hora de usar este método anticonceptivo, que además, previene enfermedades de transmisión sexual.

1. Muchas mujeres quedan embarazadas por utilizar mal el condón

Siempre escuchamos que los condones tiene 98% de efectividad… ¡pero sólo si lo estás usando correctamente! Y la realidad es que mucha gente lo usa mal. El condón no sólo se utiliza desde el principio de la relación por las enfermedades que pueden transmitirse sólo con el roce, sino porque el fluido pre eyaculación también podría causar un embarazo. De todas formas el paquete contiene instrucciones, ¡léelas! y no te arrepentirás.

2. Necesitas un condón aunque el sexo sea entre mujeres

En este caso, la preocupación no sería el embarazo (obviamente), pero debería ser la cantidad de enfermedades que se pueden transmitir a través del sexo oral. Existen los llamados “Dental Dam”, un látex liso para la vagina, que sirve exactamente para este tipo de cosas. Para más información consúltalo con tu ginecólogo.

3. Si alguno de los dos es alérgico al látex, hay otras opciones

La opción más común es en vez de utilizar látex, utilizar el de material natural hecho de intestinos de animales. Pero esta no es la mejor decisión, ya que estos pueden protegerte de un embarazo no deseado y de algunas otras enfermedades de transmisión sexual, pero no son efectivos con virus como el VIH. ¿Entonces? Otra opción es utilizar un condón femenino que no está hecho de látex y es igualmente efectivo que un condón regular.

4. Aunque tu pareja insista, no dejes de usarlo

Lo importante es tener en claro que lo principal es tu salud y la de tu pareja. Nunca deberías sentirte presionada a no usarlo. Lo demás tiene solución, algunas enfermedades no.

Ya lo sabes… ¡Sé consiente y evita problemas!

Te puede interesar