Por Antonio Rosselot
29 noviembre, 2019

Inventado por la Dra. Sandra Lee, la reina de la extracción de granos, «Pimple Pete» pronto se convertirá en tu necesaria terapia del día a día.

Lo diré de entrada: yo soy de esas personas raras y morbosas que disfrutan el placer de reventar granos maduros y puntos negros como si fuesen plástico de burbujas. Claro, no es lo mejor para tu piel —ni para la de nadie—, pero por mi parte, no puede haber grano que quede con cabeza, sobre todo si está al borde de estallar.

Dicho esto, les hablaremos de una mujer que logró captar este sentir y nos da actualmente el placer de verla haciendo su labor en YouTube. Nos referimos a la Dra. Sandra Lee, mejor conocida como «Dr. Pimple Popper», lo que se traduciría a algo como «Dra. Revienta Granos». Suena perverso y sádico, pero es a la vez placentero: esta práctica saca todo nuestro masoquismo interior, lo que Sandra considera positivo.

«Creo que a la gente le gusta esto porque en general la hace feliz, por múltiples razones. Te relaja, disminuye tu ansiedad ya que tienes la sensación de estar completo. Se deshace de tus compulsiones. Es como quitar algo que no pertenece, que no debería estar donde está».

Dra. Sandra Lee

El éxito incuestionable que la médica ha tenido en YouTube —su canal es seguido por más de 5,8 millones de personas— la llevó directamente a la televisión, firmando un contrato con TLC para conducir su propio programa. Pero ahora, Lee incursionará en otra área: los juguetes.

Amazon

Junto a la compañía Spin Master lanzaron un juego «revientagranos» llamado Pimple Pete. El objetivo del juego es quitar todos los granos y puntos negros de la cara de Pete sin reventar el «mega grano» que está en su nariz. Si  lo haces, te rocía con agua y pierdes tus puntos de esa ronda.

Amazon

Algunos granos son más complicados de sacar que otros —tal como en la vida real—, pero esos son los que más puntos valen. Todo se trata de la estrategia y la precisión, tal como si estuvieses haciéndoselo a tu pareja o a un/a amigo/a.

Amazon

Ahora puedes cumplir con tu placer oculto cuantas veces quieras. No es lo mismo que hacerlo con un ser humano, pero cumple su rol, ¿no?

Puede interesarte