Por Ronit Rosenberg
13 junio, 2018

La Corona les tiene prohibido recibir ropa gratis de diseñadores.

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton y la duquesa de Sussex, Meghan Markle son mujeres muy diferentes. Vienen de familias muy diferentes, tienen un pasado diferente y han estudiado cosas diferentes.

Chris Jackson

Pero algo sí que tienen en común, además de ser plebeyas casadas con príncipes, es su buen gusto al vestir. A pesar de que cada una tiene marcado su propio estilo -Kate es más conservadora mientras que Meghan es más arriesgada- siempre están de punta en blanco.

Tim Rooke / Josiah Kamau

Y no vamos a quitarle mérito diciendo que es porque son de la realeza…sino acordémonos de las Princesas de Suecia o de Mónaco, por ejemplo. Tanto Kate como Meghan lucen fabulosas en cada evento público de la Corona, y también cuando están en sus tiempos libres.

Tienen tantos protocolos que seguir que hay grandes interrogante sobre su vestuario, tales como ¿quién paga por su ropa? ¿escogen ellas mismas sus atuendos? ¿van de compras o les mandan los vestidos?

Melissa Herwitt / E! Iustración

En cada evento público las duquesas deben vestir formales y elegantes, diseños de casas de moda exclusivas. Por ejemplo, el recién pasado sábado en el cumpleaños 92 de la reina, Kate vistió un traje celeste pastel con escote cuadrado de uno de sus diseñadores favoritos, Alexander McQueen. Meghan, por su parte, vistió un traje rosa de hombros descubiertos de Carolina Herrera.

Gtres

Y bien, ¿quién ha pagado aquellos? Cuando se trata de diseños de marcas caras para apariciones públicas así de importantes, sus asesores de imagen hablan con los diseñadores y ellos les prestan los atuendos, luego se los devuelven. 

Esto es una técnica muy favorable porque las duquesas necesitan un gran repertorio y no es bien visto repetir (acordémonos del escándalo luego que Kate y su traje para la boda de sus cuñados). Además, la Corona tiene prohibido que reciban ropa de regalo.

Ahora bien, cuando se trata de la ropa de su propio clóset, prendas que necesitan para el día a día o para un fin de semana tranquilo alejado del foco público, ellas mismas las compran. 

Splash News

A Kate se le ha visto en diferentes tiendas de Londres, como Zara, Jenny Packman, Gap, Jigsaw -donde solía trabajar antes de ser casarse con William-, entre otras,  y a Meghan le gusta bastante la marca Heidi Klein y King´s Road. 

Kate es el perfecto ejemplo de que no se necesita tener demasiado dinero ni despilfarrar para lucir bella. A pesar de que algunas tiendas son caras, otras de sus preferencias son muy accesibles. La hemos visto en variadas ocasiones con vestidos de Zara de no más de 50 dólares. 

Max Mumby/Indigo

Cuando deciden ir de compras, el dinero sale de su propio bolsillo, y no de la Corona. Y con su propio bolsillo me refiero a las finanzas que comparten como familia, es decir, patrimonio de los duques de Cambridge y Sussex.

Una cosa es el patrimonio estatal de la Corona Británica, y otra muy distinta es el dinero que recibe tanto William como Harry mensual por sus actividades militares, además de la herencia de 15 millones de dólares que recibió cada uno de su madre al cumplir 30 años. Sin incluir lo que reparte el Príncipe Carlos.

meghansmirror.com

Los vestidos de novia, por ejemplo, de ambas, salieron de sus propios bolsillos. Los padres de Kate y ella misma tuvieron que financiar el vestido de aproximadamente 300 mil dólares, mientras que Meghan también debió pagar por el suyo. Fue un gasto muy elevado, algo así como 150 mil dólares, pero para la exactriz seguro no fue un problema porque ella recaudó 5 millones de dólares trabajando en Hollywood.

Popsugar

Meghan recientemente se está incorporando a la familia real, pero lo que es Kate, fuentes extraoficiales dicen que gasta un promedio de 70 mil dólares al año en concepto de vestuario. Sin duda es un monto muy elevado, sin embargo no está desglosado las prendas que le prestan.

Sea como sea, vestir y lucir como princesa no es nada fácil…y mucho menos barato.

Puede interesarte